EditorialOpinión

Los “ninis”, problema social de México

El problema social  de los “ninis” es un asunto que se agudiza por las políticas antilaborales del país que no contribuyen a abatir este fenómeno, induciendo a los jóvenes a sumarse en los campos  delictivos o migratorios, ante la falta de oportunidades.

Las crisis económicas, desempleo, déficit educativo y falta de programas de sustentabilidad son razones por las que existen jóvenes que “ni estudian ni trabajan”, comúnmente llamados “ninis”, lo cual es un problema a nivel internacional asegura la OCDE.

Según cifras del INEGI en México existen aproximadamente 21.4 millones de jóvenes mexicanos (de 15 a 24 años) que se encontraban en esta situación en 2017, los cuales equivalen al 18% de la población nacional.

Respecto a las percepciones de este fenómeno una encuesta de la OCDE reveló que siete de cada 10 personas consideran  que es “un problema grave en nuestro país”, y se deriva de la apatía 52%, falta de oportunidades laborales 51%, salarios bajos  47%, desempleo 37% y embarazo en la adolescencia 30%.

Sin embargo los jóvenes apuntaron que la situación se debe a la falta de oportunidades de empleo (8 de cada 10) o interés de participar en la economía informal (5 de cada 10). No obstante consideraron que su desocupación podría provocar su migración (10%) o la participación de la delincuencia (27%).

Sobre las opciones laborales que podrían ofrecerse a los desocupados, estos consideraron la inserción de programas que les permitan estudiar y laborar al mismo tiempo (49%), impulsar los empleos de medio tiempo (19%), aplicar programas de apoyo al emprendimiento juvenil (11%) y, programas de becarios (10%).

De entre los candidatos a la presidencia de la República, solo Andrés Manuel López Obrador ha hecho un pronunciamiento al respecto.

Plantea el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” que estará destinado a abrirle las puertas a 2.6 millones de jóvenes buscándoles un lugar en la educación, y dándoles un apoyo de 2 mil 300 pesos mensuales  para que sigan estudiando y no ver  cancelada la posibilidad de desarrollarse.

Es buscarles además una  vinculación con un centro de trabajo para que aspiren a ser aprendices y se capaciten, tengan nuevas habilidades, nuevas herramientas y puedan, después de un año, vincularse de manera autónoma al mercado de trabajo. Esto va ayudar no solamente a darle una oportunidad a la gente, sino que también va ayudar mucho para el tema de la violencia. Una de las principales fuentes de violencia es la falta de oportunidades.

Este programa tendría un costo de 108 mil  millones de pesos y como fuentes para obtener los recursos se mencionan la implementación de un gobierno austero, fuera lujos, la venta del avión presidencial, la cancelación de seguros de gastos médicos, reducción de sueldos de hasta un 50% en la alta burocracia. Se va a ir recortando mucho gasto corriente y será un gobierno muy eficiente en su gasto. Ahí el planteamiento.

En perspectiva pareciera que es algo inalcanzable, pero hasta ahora es el único candidato que ha hablado del tema y tiene una propuesta.

Esperemos las de José Antonio Meade, Ricardo Anaya  y Margarita Zavala. Los “ninis” aguardan con ansias sus propuestas

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close