Consulta a la experta

Ya no siento placer al hacer el amor con Ulises.

Estimada doctora: le escribo porque estoy realmente asustada, aterrada, tengo una crisis o ya me está dando la menopausia y ya no es placentero tener relaciones sexuales para mí.

Desde hace tres años tengo una pareja estable, se llama Ulises y creo que me quiere bien. Él es un hombre de cincuenta años y después de salir por meses logramos entendernos y establecer una relación que me parece va bien aunque temo por su estabilidad.

Al inicio de mi relación no tenía ningún problema para lograr la excitación, solo bastaba que él me acariciara para que mi cuerpo reaccionara adecuadamente y estuviera listo para seguir con el encuentro más íntimo.

Debo confesar que no somos una pareja insaciable, ambos hemos llegado a una edad madura y disfruto de su compañía y de otras actividades y no siempre queremos estar uno encima del otro, es más, disfrutamos no presionarnos mucho pues él ha tenido algunos problemas para lograr una erección firme y yo no lo presiono pues entiendo que con la edad las cosas no siempre salen bien.

El problema no es que Ulises no me pueda responder y me moleste su incapacidad, creo es más grave porque él ha logrado solucionar el problema con tan solo tomarse una pastillita azul.

La pastilla azul a él le viene bien, logra el cometido de endurecer el miembro y es ahí donde empieza mi sufrimiento, quiero que se acabe el momento o que se escuche la alarma contra incendio de mi edificio para que él tenga que parar y no siga con la tortura.

Empiezo bien en el preámbulo del sexo, estoy excitada y quiero tener intimidad con él, luego todo se esfuma cuando me penetra. En cuanto siento que quiere entrar en mi todo cambia y la verdad sufro mucho, mucho, al grado de que alguna que otra vez he llorado sin que se dé cuenta.

No sé qué hacer, creo que ya no me interesa el sexo, creo que es porque mi cuerpo quiere mantenerse inmaculado o peor aún, porque mi mente me pide que me retire el sexo y que saque para siempre a Ulises de mi vida.

Atentamente, Mónica

***

 

Estimada Mónica

No te preocupes, muchos de los trastornos en el sexo tienen una cura relativamente sencilla de realizar. No me especificas tu edad pero por lo que entiendo debes ser una mujer de casi cincuenta años y es normal que tu apetito sexual se vea disminuido por una situación hormonal que puede tener una fácil solución.

Me parece que es posible que estés entrando a la menopausia, no hay nada de malo en sufrirla, lo malo es que no acudas con un especialista para hacer los síntomas más llevaderos al recetarte el medicamento adecuado para darle paso a esa etapa en tu vida de la manera menos molesta e invasiva que se pueda.

Nuestro cuerpo cambia con la edad, es natural que el instinto sexual se vea disminuido y más si eres una mujer. Las féminas pasan por la etapa de pérdida del libido y con ello aunque tengan pensamientos sexuales no logran que su cuerpo lubrique y conserve la intensión sexual.

Si tienes relaciones sexuales dolorosas tal vez sólo se deba a la falta de lubricación. Cuando se produce la excitación el cuerpo manda señales a la vagina para producir mucosidad para que el acto sexual pueda ejecutarse, si no hay suficiente lubricación la penetración puede ser dolorosa y hasta ocasionar fuertes sangrados y dolor. Si este es el problema se soluciona utilizando lubricantes vaginales a base de agua, no temas en comprarlos, en la farmacia y tiendas sexuales existen un sin número de ellos.

Puede ser que tu relación este cayendo en un tiempo de reposo, de monotonía y eso no te excite del todo y sea la razón de la falta de tu apetito sexual, busca incorporar nuevas dinámicas en la cama para despertar tu interés y lograr así la excitación adecuada. También te aconsejo hablar con tu pareja, explícale tu situación, seguro juntos encontraran una solución que les de paz. No dejes de tener relaciones sexuales, busca a un experto para que te ayude en el tema, el sexo sin duda es una de las mejores medicinas para curar todo tipo de malestares.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close