Trabajadores extraordinarios

En el corazón del IMSS late un rockero

El bajista forma parte de la Sección V de Finanzas del SNTSS y comenta que en su trabajo “se pone el traje” pero en los conciertos “su chamarra de cuero”; las canciones de su grupo plasman la realidad de lo que viven los trabajadores y su injusticia social, dice a RS

 

Enrique Flores García, conocido por su familia y amigos como Ponchito, ha sabido combinar su faceta de empleado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el área de finanzas, con su pasión por el rock.

Ponchito le llamaba cariñosamente su abuela quien le dejó por herencia este nom­bre desde muy pequeño. Desde los 16 años empezó a trabajar en el IMSS y explica que su mamá tuvo que hacer una carta para que lo aceptaran, pues le faltaban dos años para la mayoría de edad.

Recuerda haber empezado desde abajo: limpiando pisos, baños y ser camillero, entre otras tareas. Con el paso del tiempo, explica, fue progresando y estudiando para poder as­cender puesto; actualmente labora en el Área de Finanzas de la institución, en Naucalpan, Estado de México.

Pero él no sólo se entiende bien con los números; desde muy pequeño descubrió ser un rockero de corazón. Fue en el seno familiar donde aprendió el ABC de este grandioso gé­nero. Pero no fue hasta la secundaría cuando se adentró en la música, al fundar su primera banda con sus amigos.

Trabajador del Seguro Social desde hace 25 años, comenta: “El IMSS es una institución muy noble porque te da chance de ir creciendo dentro de la misma. Si se quiere, se puede pro­gresar dentro, estudiando o tomando cursos para cualquier área administrativa, y quien tiene voluntad lo puede lograr”.

Enrique detalla que actualmente es un “trabajador de confianza”; es decir, tiene una licencia sindical y pertenece a la sección V de Finanzas del SNTSS. El sindicato le da permiso de tener esa contratación y si llega a ser despe­dido regresa a su puesto de base.

Explica que como empleado se mantiene en el bajo perfil, pero aún sin decir quién es, la gente que gusta del rock lo reconoce. Eso sí, actúa con profesionalismo en cada una de sus labores, “En mi trabajo saben que pertenezco a la banda, pero no es que yo ande anunciándo­me con una bandera en el IMSS”. Y cuando se asume su papel de músico, “me quito el traje y me pongo mi chamarra de cuero, mis lentes y vámonos”.

Desde el 2014 pertenece a la famosa banda de rock nacional BOSTIK, que actualmente cuenta con más de 34 años de trayectoria. Un grupo creado por cuatro amigos desde la in­fancia que jamás pensaron llegar hasta donde están el día de hoy, de ser reconocidos a nivel nacional e internacional.

Enrique añade que cada cuatro meses hacen giras a los Estados Uni­dos y han llegado a las ciudades más pequeñas donde siempre encuen­tra a la “banda mexicana”. Los fines de semana, que son los días fuertes del grupo pues se dedican a viajar por México en varios estados: Oaxaca, Veracruz, Chiapas, entre otros.

Actualmente BOSTIK cuenta con cinco integrantes: el bajista, el gui­tarrista, el vocalista, el baterista y un saxofonista.

Antes de llegar al grupo, Ponchito estaba en otra banda, “Los Cactus” donde llevaba el rol de guitarrista, pero a raíz de un la­mentable accidente donde falleció su amigo, que era bajista de BOSTIK, fue invitado “a echarles una mano” mientras conseguían un suplente, pero tomando en cuenta que lo conocían desde ha­cía 18 años, decidieron sumarlo en definitiva. “Ya voy para cuatro años con ellos”, dice.

Enrique Flores es un orgulloso padre de dos hijos; uno 8 y otro de 12 años que, según explica, también les gusta la música pero no propia­mente el rock, sino más bien el canto. “Ya los iré corrigiendo” detalla riéndose Ponchito, el ahora bajista titular del famoso grupo.

rockero imss
Foto: Carlo Echegollen

Las letras de las canciones de los BOSTIK plasman la realidad de lo que viven los trabajadores y su injusticia social.

“La responsabilidad como artistas es mostrar la realidad más cercana, la realidad de su medio ambiente. Si escuchas una canción escucharás una historia real, la histo­ria que vive la banda rockera”, expresa.

También detalla que la gaceta RS “refleja la vivencia actual de los trabajadores mexicanos” y expresa que en un corto plazo no cree que el IMSS se privatice, y añade que al instituto le hace falta un saneamiento a sus finanzas. Advierte de ciertas situaciones que de seguir con esa tendencia, sobre todo las pensiones, “el barco se puede irse de ladito”.

A futuro le gustaría una reeducación al trabajador a la hora de empezar su vida laboral, “que tengan presente qué es el IMSS” pues comenta que hay excelentes médicos y programas académicos para capacitarlo, pero también tienen su área deportiva y cultural donde ofrecen grandes talleres.

Próximamente saldrá disco 18 con 10 canciones nuevas.

“Esperemos que a la banda chilanga le guste y nos siga escuchando”, expresa con la sonrisa en los labios al concluir su entrevista con RS.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close