Run Run

Corre el run run… 15-31 de marzo

Empieza a aparecer el “peine” respecto al manejo irregular de los vales de fin de año por 11 mil 700 pesos que fueron retrasados para su entrega a los trabajadores sindicalizados del ISSSTE; sucede que la empresa que enredó el asunto con sus tarjetas chafas presentó como radicación fiscal un domicilio particular de una lujosa zona residencial en el Estado de México.

Se comenta que en las informaciones de transparencia solicitadas sobre este asunto al IFAI, brotó nada menos que el nombre de un personaje bien conocido en el ISSSTE y con nexos con ciertos líderes sindicales.

¿Le dice algo amable lector, el nombre de Luis Moyeda, mejor conocido como “El Pollo”? Seguramente que no pero a los que le conocen en el mundo de las licitaciones de uniformes en diversas dependencias y sindicatos saben que es un millonario excéntrico que se gana voluntades financiando campañas y prestando sus yates de Acapulco a líderes que se llevan a pasear al paradisiaco puerto a amigas con derechos.

Corre el run run que una propiedad a su nombre en el exclusivo fraccionamiento Condado de Sayaavedra fue la pantalla fiscal utilizada por la empresa Hypervale, que se adjudicó el manejo de alrededor de mil 200 millones de pesos por concepto de la prestación de los vales. La pregunta es: ¿acaso con el apoyo de ex funcionarios del instituto y amigos en el sindicato “El Pollo” ya amplió la gama de sus negocios? Es pregunta. Y ahí queda para las averiguaciones que amerite el caso.

Toma fuerza que luego del desaseo mostrado en la elección de la Sección 20 del SNTSA de Hidalgo, donde Sonia Ocampo Chapa logró su cuarta reelección, los trabajadores que votaron en su contra y otros tantos que fueron obligados a hacerlo contra su voluntad bajo la amenaza de no darles una plaza o no tener acceso a permisos sindicales, están valorando constituirse en un sindicato independiente.

La eternizada líder a quien los medios le publicaron planas enteras con listas de familiares, amigos, compadres e incondicionales cobrando en plazas de primer nivel en la Secretaría de Salud de la entidad, ganó por apenas 340 votos; su contendiente más cercano, Alejandro Islas Pérez, sumó 3 mil 449 votos contra 3 mil 789 de Ocampo Chapa a quien por cierto le funcionó aquello de divide y vencerás pues sus dos alfiles, Angela Delgadillo de la planilla blanca sumó 413 votos y Lucila Olvera de la morada, 31 votos. Estos 440 votos, como se aprecia, pudieron marcar la diferencia, amén de que ambas contendientes se la pasaron atacando al candidato de la planilla naranja es un franco juego sucio.

De concretarse esta escisión podría replicase rápidamente por todo el país donde muchos líderes locales del SNTSA se han convertido en pequeños caciques con el apoyo de las autoridades locales, llevando al hartazgo a los trabajadores. Así que muy pronto podría haber dos sindicatos del sector salud en Hidalgo.

Los dichos de esta sección no son ni pretenden ser noticias confirmadas. Como el nombre de la columna lo indica es el run rún que corre y se comenta en el mundo sindical

Etiquetas
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close