Investigaciones especiales

El STUNAM desterró el outsourcing en la UNAM

Agustín Rodríguez, líder sindical de 27 mil trabajadores administrativos y 4 mil académicos, resalta entre los logros de su organización el contar con uno de los mejores sistemas escalafonarios no solo de las universidades del país sino del continente

Convencido de que el sindicalismo moderno implica la defensa de los legítimos intereses de los trabajadores en un equilibrio con el desarrollo y fortalecimiento de las empresas o instituciones, Agustín Rodríguez Fuentes, Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM),  afirma en entrevista con RS, que su organización no solo cuenta con uno de los mejores sistemas escalafonarios del país sino además, ha sentado el precedente de la igualdad de género en las prestaciones laborales de sus agremiados, anticipándose a los proyectos de ley presentados en la materia, en el Congreso de la Unión.

Y orgulloso destaca que en ninguna de las áreas de trabajo de la Máxima Casa de Estudios se contrata a través de las outosourcings. En la charla, no rehuye su militancia en el PRD, partido por el que fue diputado federal en la LIX Legislatura, pero pinta su raya en torno a la candidatura presidencial del panista Ricardo Anaya, por quien no votará el primero de julio, sin dejar de criticar, en los linderos de la izquierda, la alianza de Morena con el PES.

Analizado a detalle, el contrato colectivo que regula las relaciones laborales de la UNAM y sus trabajadores, incluye prestaciones que se sitúan a la vanguardia en el país, a través del reconocimiento de género, permitiéndoles ingresos económicos adicionales a las mujeres en horas extras y por jubilación o renuncia, y a los hombres gozar de permisos en días hábiles por paternidad o adopción y enfermedad y emergencia ecológica.

LAS MUJERES EN IGUALDAD LABORAL

Por ejemplo, las cláusulas 29 y 76 del contrato colectivo del Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM), garantizan a las mujeres, ingresos por tiempo extraordinario, y jubilación, pensión o renuncia, superiores al de los hombres. Por esas, y otras prestaciones, Rodríguez Fuentes no duda en considerarlo uno de los más atractivos no sólo del país, sino de las universidades de Latinoamérica.

A su vez los trabajadores administrativos hombres de la máxima casa de estudios del país, de acuerdo con la cláusula 41 contractual, tienen derecho a disfrutar de ocho días hábiles con goce de salario de manera consecutiva -“no fraccionada”- por nacimiento de sus hijos o adopción de un menor de edad.

Los trabajadores universitarios –el STUNAM afilia a 27 mil administrativos y poco más de 4 mil académicos– viudos y divorciados y los que por resolución judicial tengan la custodia de sus hijos hasta de 12 años, en los casos de enfermedad o emergencia ecológica -hasta de tres días con constancia de cuidados maternos- y con la declaración oficial de la autoridad competente de la Ciudad de México. La cláusula 39 les otorga el derecho de gozar de 15 días -con posibilidad de ampliarlos- de permiso en caso de que los menores de edad requieran ser internados en hospitales del ISSSTE.

Paridad de género de vanguardia que se adelantó años a diputados y senadores que en la actualidad analizan una iniciativa de ley para permitir que los hombres trabajadores no sólo gocen de días con goce de salario por el nacimiento de sus hijos, y que también tengan derecho a permisos en su horario laboral para que puedan asistir a reuniones escolares.

El inciso b) de la cláusula 29 del contrato colectivo de trabajo, establece que al personal administrativo femenino de la UNAM se le pagará al triple -“desde el primer momento”- el tiempo extra que laboren -a los trabajadores hombres, señala el inciso a) se les cubrirá al doble hasta un total de nueve horas a la semana-.

Y el punto 1 de la cláusula 76 señala que el trabajador que se jubile o pensione -“independiente de cualquiera otra prestación a la que tenga derecho”- recibirá una gratificación conforme a su antigüedad laboral. El inciso c) contempla: “En tratándose de las mujeres trabajadoras, las prestaciones anteriores serán incrementadas en dos días por año de servicios prestados”.

CONTRATO COLECTIVO DE VANGUARDIA

Rodríguez Fuentes, ingeniero electricista que este 28 de agosto cumplirá 68 años de edad, no rehuye reconocer que mantiene su militancia en el PRD por el que fue diputado federal a la LIX Legislatura, pero deja ver que no votará por Ricardo Anaya, candidato a la Presidencia de la República del frente conformado por PAN-PRD-MC, y critica la alianza de Morena con el Partido Encuentro Social (PES) que le llevó a perder su posición de izquierda; y se muestra orgulloso del contrato colectivo de trabajo del STUNAM: “tenemos uno de los mejores sistemas escalafonarios”, y casi enseguida sustenta: “somos un sindicato con trabajadores libres e independientes. No somos serviles”.

Y exhibe una de las grandes conquistas laborales en la UNAM que se fundamenta en la cláusula 15 del contrato colectivo: en ninguna área se realizan contrataciones a través de empresas outsourcing, toda vez que conceptos eventuales o extraordinarios -denominadas “Labores de conservación y mantenimiento”- las realizan trabajadores de base, permitiéndoles un ingreso económico adicional.

En la vida sindical, Rodríguez Fuentes inició el 25 de octubre de 1972 en el aula 1 de la Facultad de Odontología: designado delegado, se mantuvo durante los siguientes cinco años. En 1994, la sucesión de Nicolás Olivos Cuéllar, perfilaban al secretario de organización, Adrián Pedrozo Castillo por los afectos que le tributaban el secretario general saliente y Evaristo Pérez Arreola, cuya figura histórica en la fundación y consolidación de la organización -sólo en la década de los setenta encabezó tres huelgas que permitieron el reconocimiento legal y la firma de un contrato colectivo, entre otros triunfos-. Los integrantes de la dirigencia se alinearon.

DIRIGENTE DESDE 1994

Rodríguez Fuentes confió en sus méritos frente a los trabajadores -Pedro Gante Leónides fue su único e incondicional apoyo-. El 11 de mayo de 1994 asumió la secretaria general, con el apoyo de 10 mil 260 votos -Pedrozo Castillo obtuvo 9 mil 799- según cifras de Alberto Pulido Aranda. Desde entonces, cada tres años, mediante el voto universal, secreto y directo en urnade la mayoría de los 30 mil 500 afiliados del STUNAM, ratifica su permanencia al frente de uno de los sindicatos emblemáticos del país.

En una amplia charla con RS, el secretario general del STUNAM se descubre como un hombre afable, incluyente y con  claridad en el diagnóstico del sindicalismo: regresar a los orígenes, pero con la necesidad de analizar la forma en que los trabajadores deben involucrarse en el desarrollo tecnológico.

EQUILIBRIOS SINDICALES

RS Desde su óptica, ¿cómo visualiza usted el sindicalismo moderno?

ARF. El sindicalismo moderno y el sindicalismo de hace 50 años, si regresamos a los orígenes, no cambia. El sindicalismo moderno tiene que responder a la defensa de los intereses legítimos de los trabajadores; pero también tiene que responder al desarrollo y fortalecimiento de la empresa o institución en la que se encuentra. Esa tiene que ser la concepción, así se generan los sindicatos. Los sindicatos se generaron para evitar la explotación de los trabajadores. En la actualidad tiene que ser para evitar la explotación de los trabajadores y para fortalecer la empresa e institución; no pueden separarse, porque en el momento en la que una rebasa a la otra, hay un desequilibrio y no hay crecimiento de nadie. Es una lucha permanente al revés, insisto, el punto de equilibrio es: nadie pierde, todos ganan y nos desarrollamos; crece la empresa, nosotros crecemos. Ese es el concepto que nosotros tenemos que desarrollar.

En esta parte de la entrevista, admite que la UNAM como patrón ha manifestado su disposición a entablar negociaciones en mesas de trabajo para encontrar de manera conjunta soluciones a la problemática que plantea la innovación tecnológica, conocida como Revolución 4.0.

Ejemplifica con las secretarias que antes desarrollaban sus labores en máquinas de escribir y en la actualidad manejan programas y enlaces electrónicos, entre otras funciones, al igual que bibliotecarios, archivistas y telefonistas y alrededor de 26 categorías que en la actualidad son obsoletas y requieren ser actualizadas.

Próximamente el STUNAM convocará a un foro para analizar el futuro del mundo del trabajo, “no para contraponernos a la modernización tecnológica, sino para involucrarnos en el desarrollo. Hoy tenemos que ajustarnos a la modernización tecnológica, al tiempo actual y a las consideraciones que el mercado reclama”.

OUTSOURCING,  CASI ESCLAVITUD

RS Estamos más preocupados en discutir las banalidades del outsourcing, a prepararnos para enfrentar, por ejemplo, la revolución tecnológica, la 4.0.

ARF. El outsourcing no es una banalidad; es una realidad y genera una gran explotación de los trabajadores; es el peor de los enemigos, de las prestaciones sociales y económicas, así como de la seguridad social y estabilidad para el trabajador, aunque como está ahora en la Ley Federal del Trabajo, en la última reforma que se aplicó, le pusieron algunos candaditos buenos, que ahora se los quieren quitar con la última propuesta, dejándolo abierto y totalmente al libre albedrío del patrón para contratar lo que quiera, y eso nos parece que es totalmente negativo y contrario al interés delos trabajadores.

RS Ingeniero: iniciativa de dirigentes sindicales.

ARF.  No son dirigentes sindicales. Se dicen dirigentes sindicales que es distinto.

RS. Formalmente lo son.

ARF. No. Un dirigente sindical obedece a sus trabajadores y estos obedecen a sus intereses. Estamos hablando de los de la CTM y la CROC que presentaron una iniciativa totalmente lesiva para los trabajadores. Nosotros estamos contrapuestos a ellos. Hemos hecho propuestas también en la Cámara de Senadores para impedir que eso pase; estamos organizando movilizaciones porque es verdaderamente insultante si eso se aprueba; casi da la entrada a la fase de esclavitud para los trabajadores. Por eso es que no es una banalidad el outsourcing, sino al revés es algo que nos tiene que unificar para impedir que eso pase.

VOTO UNIVERSAL, DIRECTO Y SECRETO EN URNA

  1. ¿Hay crisis de representatividad en los sindicatos?

ARF. No de ahora, sino de muchos años, porque se pervierte el papel de un dirigente, cuando los trabajadores no tienen en sus manos la forma de  valuar y en su caso corregir las acciones de sus dirigentes. ¿Qué es lo que nosotros consideramos?  Actualmente en la Ley Federal del Trabajo no existe, aún con los ajustes que se le hizo y que nosotros insistimos en que se incorporara ese concepto, pudo más el control, querer controlar a los dirigentes para que igual controlen a sus trabajadores. Aprobaron que la dirigencia de los trabajadores debe ser electa por voto directo, personal y secreto. Se oye bonito, pero no le pusieron “voto universal, directo y secreto”. ¿Cuál es la diferencia? La palabra “universal”. Observo que en alguna organización se hace una convención electoral: los delegados eligen por voto secreto las distintas secciones a los representantes, los que a su vez eligen a los dirigentes por voto secreto y personalizado.

RS ¿No cree en la democracia indirecta?

ARF. No. No. Esa puede ser utilizada de alguna forma en algunos casos y en algunos aspectos; pero para la elección de los dirigentes, tiene que ser por voto universal, directo y secreto, porque es la forma en que el trabajador puede decir si me sirves, o no respondes a mis intereses. En una convención pasan muchas cosas. El fortalecimiento de la democracia universal es lo mejor para el trabajador, para la evaluación y la elección de sus dirigentes.

RS ¿Es mejor la democracia directa?

ARF. Si. Y lo mismo debe ser para la aceptación y/o rechazo de los contratos colectivos.

RS ¿Es necesario reorientar el sindicalismo?

ARF. No. Creo que habría que regresar a sus orígenes. El sindicalismo se crea en un convencimiento pleno de beneficio para el propio trabajador, para contraponerse y generar un factor de equilibrio con la empresa, con el patrón. Si encontráramos que en una relación obrero-patronal se encontrara el punto de equilibrio,  en la que nadie pierde y todos ganan, sería la clave de un desarrollo distinto de empresa y de país.

NO VOTARÉ POR ANAYA

RS ¿Mantiene usted su militancia en el PRD?

ARF. Sí. Todavía no renuncio.

RS ¿Va a votar por Ricardo Anaya?

ARF. El hecho que yo me mantenga en el PRD, no quiere decir que voy a votar por Ricardo Anaya, porque no es una consecuencia lógica. Es una definición personal, y si yo no comparto esa alianza facciosa, finalmente no lo haré. A lo mejor me decido por una votación diferencial.

  1. RS ¿No comparte esa alianza?

ARF. No, de ninguna manera, porque es una alianza igual que la de Andrés Manuel con Morena, PT y el PES; igual que la del PRI, todas son alianzas oportunistas y convenencieras, sin ninguna concepción ideológica definida.

RS ¿Se va a abstener, ingeniero?

ARF. No. Sí voy a votar; ya tengo mi definición de por quién voy a votar, y también vamos a llamar a votar a todos los trabajadores, pero con respeto a su decisión.

MORENA NO ES DE IZQUIERDA

RS ¿Los sindicatos no deben ser promotores del voto en favor de algún candidato?

ARF. Los sindicatos no deben ser promotores del voto en favor de ningún candidato, creo que no. Creo que los sindicatos sí deben de orientarse por alguna definición política con algún candidato, algún personaje o algún parido político en algunas cosas; pero no como se tiene por el lado de algún partido político que tiene a sindicatos coartados, corporativizados, que los tienen afiliados al parido casi en automático en el momento en que entran a trabajar. Aquí con nosotros la afiliación es voluntaria al sindicato, y al partido jamás.

UNT SIN TENDENCIA POLÍTICA

RS Ingeniero, la UNT, de la que es presidente colegiado, ¿tiene una tendencia de cercana a Morena y su candidato presidencial?

ARF. No. No tiene ninguna tendencia cercana a ningún partido político. Hay coincidencias a veces con el PRD, a veces con el PT; ahora últimamente con Morena, y principalmente con organizaciones que vayan con tendencias de izquierda, y decimos de tendencias, porque hasta ahora organizaciones de izquierda no existen.

RS ¿No hay un partido de izquierda? ¿Y Más Morena…?

ARF. No existen. Con el PES ya se le quitó lo de izquierda.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close