Entretenimiento

A sus 59 años, Maribel Guardia es un codiciado símbolo sexual

Aunque está consciente de que con el tiempo “todo se le va a caer”, se esfuerza en el gimnasio y mantiene una estricta alimentación aderezada con suficientes horas de sueño

La naturaleza es generosa con algunas famosas y Maribel Guardia es un caso claro, pero no todo se queda en las bondades que el creador da, las famosas conservan su belleza inmaculada gracias al esfuerzo en gimnasio, una estricta alimentación y suficientes horas de sueño.

Maribel Guardia a sus 59 años es considera un símbolo sexual, muchas jovencitas ya quisieran tener el cuerpo de tentación que la costarricense tiene. No hay duda que la mujer hace de todo por permanecer bella y que ha optado por hacerse los procedimientos estéticos necesarios para conservar su belleza sin deformar sus rasgos característicos.

La ex de Joan Sebastián reconoce que la naturaleza ha sido generosa con ella pero que en realidad lo que más cuenta son los sentimientos y la belleza interior de las personas. Al ser cuestionada sobre los piropos que recibe en la calle por parte de sus admiradores respondió que: “los piropos son bienvenidos, son bonitos, me da gusto que me consideren un símbolo sexual es gratificante aunque hay otras cosas más importantes para mí que creo que tengo, que es mi corazón, sentido común, mi madurez, mi tolerancia y eso al final es con lo que me voy a quedar porque con el tiempo todo se va a caer y no va a ver quien lo levante”.

En pocas palabras, la tica se niega a darse una estiradota quirúrgica para mantenerse jovial, la conductora está conciente de que muchas ocasiones las operaciones estéticas perjudican más de lo que ayudan porque se estiran tanto que las orejas ya les quedan en la nuca.

Son muchas las que han optado por hacerse arreglos corporales para mantenerse vigentes, algunas de ellas lo han logrado aunque está más que comprobado que los espectadores mexicanos gustan de que sus estrellas de televisión se vean voluptuosas pero no deformes.

Algunas mujeres han optado por someterse a procedimientos que les han costado graves consecuencias, un caso claro fue el de Lucha Villa, quien en su intento por lucir bella quedó en estado vegetativo y después de largas terapias logró recuperar la posibilidad de caminar aunque no de hablar.

Lucila Mariscal fue otra que pagó caras consecuencias por la belleza, la actriz quiso dejar de ser gordita  y se sometió a la liposucción, acto que casi le cuesta la vida. Silvia Pinal es otra que ha visto modificada su fisionomía por las cirugías, el rostro de la actriz ha cambiado tanto que incluso hay admiradores que ya no reconocen los rasgos tan característicos de la ex de Enrique Guzmán.

Lyn May es otra que vio modificada su belleza por intentar seguir conservando la lozanía de su rostro. La oriunda de Guerrero se dejó inyectar aceite de carro en la cara, le prometieron que eso le restaría arrugas, pero lo que le sumó fueron feos bultos en su peculiar rostro.

Maribel Guardia no cree mucho en cirugías para lograr una belleza eterna. Al ser cuestionada sobre si se sometería a alguno que otro arreglo quirúrgico, asentó: “yo creo que hay veces te ves igual de vieja pero jalada, me gustaría ver cómo va evolucionando la cirugía plástica pero creo que los artistas no pueden hacerse tantas cosas , el publico nos conoce y nos ha visto evolucionar y yo creo que tal vez una jaladita pero discreta porque hay veces pierdes hasta la expresión.”

Hay pocas bellas del espectáculo que han logrado permanecer, Maribel es un caso pero hay otras como Lourdes Munguía o Lorena Herrera que se han hecho pocos arreglos en la cara para conservarse sin líneas de expresión y seguir viéndose muy hermosas.

Es cierta la frase que dice: el tiempo no perdona y las famosas bellas no son la excepción. Es bueno que cada quien acepte su edad y busque lo mejor que le quede con el paso del tiempo, que lleve su vejez con dignidad. Total, entre más años se tiene más experiencia y eso, por todos los lados que le mires, debe ser muy bueno.

Etiquetas
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close