Entretenimiento

El dilema de las famosas: ser madres o ser bellas

Las hay que cuidan más su figura que sus hijos; el espectáculo es sin duda un medio despiadado para las que además de ser hermosas optan por la maternidad

Muchos son los nombres de las famosas que tienen que dejar a un lado a sus familias para lograr sobresalir en el mundo del espectáculo. Las mujeres que desean despuntar en el medio artístico  deben decidir si pasar más tiempo con sus hijos o el gimnasio tonificando su figura.

La belleza es efímera y las mujeres que pertenecen al negocio del entretenimiento saben que tienen poco tiempo para despuntar y hacer carrera, muchas de ellas incluso optan por sacrificar su carrera para no perder su perfeccionada  figura o valiosos meses de trabajo en vez de dedicarse a la gestación.

Sofía Vergara es una de las mujeres que ha decidido no dar paso a una segunda maternidad, la colombiana tiene un hijo de casi 20 años y aunque lo tuvo muy joven no desea echar a perder su cuerpo al darle a su nuevo marido un heredero. Es noticia conocida que la ex miss universo ha optado por alquilar un vientre para gestar a su segundo vástago.

La actriz tiene tanto trabajo en la actualidad que no quiere perder la oportunidad de seguir brillando en el cine y la televisión, la bella mujer no tiene tiempo que perder para protagonizar cualquier proyecto que le caiga entre manos, no tiene tiempo ni ganas de esperar a que le crezca la barriga durante 9 meses.

Algunas otras famosas han dejado esperando a la cigüeña algunos años llegando al límite de su tiempo para convertirse en madres. Un caso de estos es el de Isabel Madow, quien aunque no es tan grande de edad dejó pasar la oportunidad de ser madre porque literalmente vivía de su imagen. La rubia no estaba interesada en convertirse en madre, estaba más preocupada por ser la mamacita del espectáculo mexicano al posar para una importante revista del conejito.

Ninel Conde fue de las que no dejó  esperar a la cigüeña mucho tiempo. Antes de convertirse en el “Bombón Asesino” engendró una hija con el que era su esposo Ari Telch y aunque se separó de él poco tiempo después, la morena se concentró en convertirse en la mujer más deseada del espectáculo mexicano.

La intérprete se esforzó tanto en ser la reina del show que dejó a un lado su faceta materna y aunque deseaba incrementar la familia, no fue si no hasta quince años después que le dio un hermano a Sofía. Ninel pasa muchas horas ejercitándose y en tratamientos de belleza para mantenerse bella y espectacular, tal parece que la morena está más enfocada en ser mamacita de cuerpo y no tanto de alma.

Maribel Guardia fue una de las pocas bellas que sí se dio tiempo para su pequeño Juliancito. La tica al quedar encinta se retiró de los medios para cuidar de su cría como Dios manda. Maribel programaba sus viajes el fin de semana y trataba con ello de no descuidar a su vástago.

Sin duda la ex de Joan Sebastián es un ejemplo de crianza, ahora que su hijo es casi un adulto, la mujer se exhibe más en sus redes sociales presumiendo lo mamacita que se ve a sus cincuenta años.

Aleida Núñez estaba tratando de llegar a la cima del mundo de la música y aunque ella diga lo contrario, parece que la maternidad se le chispoteó y la bendijo con un retoño que la hizo tener una pausa en su carrera musical. En la actualidad la morena trata de compaginar su vida familiar con su carrera en el espectáculo y aunque ya recuperó su figura, aun pasa largas horas ejercitándose para lograr volver a tener el cuerpo de tentación que tenía antes de parir.

Hay otras bellas que no han optado por trasformar su vida en madres, un caso de estos es el de Lorena Herrera. La rubia es adicta al ejercicio y a la buena alimentación y parece que por ello sus planes de ser madre se quedaron en el olvido. Lorena pasará a la historia por ser una mamacita de cuerpo y mente.

Lourdes Munguía es otra de las bellas que pasará a la historia por no ceder a la maternidad. La mujer de cincuenta años ha confesado que aunque deseaba ser madre no se dio la oportunidad pero que no se amarga por ello, que muy al contrario, disfruta de su cuerpo y de su soledad. Lourdes es tremenda hembra y para demostrar que a su más de cincuenta años tiene todo en su lugar posó sin tapujos para una importante revista de caballeros.

Marjorie de Sousa es una más de las bellas del espectáculo mexicano que si han dado paso a la maternidad. La actriz se casó con Julián Gil y aunque  la relación duró menos que lo que lleva el pleito por la custodia de su hijo parece que la rubia por exceso de trabajo tiene que pasar poco tiempo con el pequeño. La actriz agradece que su madre le ayude en la tarea de crianza para ella pueda trabajar arduamente y mantener el cuerpo que le seguirá dando proyectos televisivos.

Muchas son las actrices que intentan llegar a los cuernos de la luna y por desgracia para algunas de ellas la maternidad les podría restar tiempo importante para colocarse en algún otro proyecto. Conseguir el cuerpo perfecto lleva mucho tiempo y sacrificio, engendrar deja marcas que pueden ser imposibles de borrar, las estrías en el abdomen aunque son cicatrices de guerreras, se ven poco sexys en la pantalla.

Las actrices no solamente tienen en contra lo efímero de su belleza en el tiempo, si no que las famosas mexicanas deben decidir si su prioridad es estar mamacita o ser mamacitas de alguna cría.

Etiquetas
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close