Editorial

Rebatinga por las plazas en la Asamblea Legislativa

A diferencia de los estados que forman la República, el Distrito Federal no contaba con poderes, sino órganos de gobierno, dentro de los cuales se encontraba la Asamblea Legislativa, como encargada de las funciones legislativas.

El fundamento de la ALDF es desempeñar la función de un  órgano de representación ciudadana, con facultades para dictar bandos, ordenanzas y reglamentos de policía y buen gobierno, la cual nace por decreto el 10 de agosto de 1987. Con dichas facultades la I y II asambleas funcionan hasta 1994.

Como parte del resultado de una reforma política en el DF, publicado por decreto el 25 de octubre de 1993, se dan facultades legislativas a la Asamblea de Representantes y deja de ser un órgano meramente reglamentario. Es entonces cuando la III Asamblea de Representantes del Distrito Federal adopta la posición de I Legislatura.

Un nuevo decreto, publicado en el Diario Oficial el 22 de agosto de 1996, le confiere la denominación de Asamblea Legislativa del Distrito federal, y también señala que estará integrada por diputados en vez de representantes.

En 1997, mediante otra modificación constitucional, se otorgo mayor autonomía al gobierno del Distrito Federal a través de la eliminación de la figura del Jefe del Departamento del Distrito Federal y la creación del Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Asimismo, se otorgaron mayores facultades al órgano legislativo del Distrito Federal. En ese orden de ideas, es importante destacar que ese mismo año, como resultado de una lucha laboral, 21 trabajadores encabezados por Silvia Carrillo Rodríguez, fundaron del Sindicato de Trabajadores de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (STALDF), el cual ahora cuenta con cerca de 400 trabajadores y son dirigidos por Gaudencio Chávez Hernández.

Tras la reforma constitucional de febrero de 2016, el Distrito Federal de convirtió en la sede de los Poderes de la Unión, una entidad federativa y la capital de los Estados Unidos Mexicanos, otorgándosele mayor autonomía como miembro del pacto federal. Una Asamblea Constituyente integrada por 100 ciudadanos, representantes de los poderes Legislativo y Ejecutivo, electos por la ciudadanía, denominados diputados constituyentes, fue la encargada de redactar y aprobar la nueva Constitución para la Ciudad de México.

Los trabajadores de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México actualmente se encuentran aglutinados en tres organizaciones gremiales, el Sindicato de Trabajadores de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal STALDF; Sindicato Independiente de Trabajadores Unidos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal SITUALDF; Sindicato Autentico de Trabajadores de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal SATALDF.

Cabe señalar que los elementos de seguridad que resguardan las diversas instalaciones del parlamento local, también crearon su representación gremial denominada Sindicato de Trabajadores del Congreso de la Ciudad de México, y podrían recibir su toma de nota antes de finalizar el año.

Los dirigentes sindicales de la ALDF mantienen una disputa por la repartición de basificaciones. Existe una práctica que de origen crea cuestionamientos a la hora de elegir a quienes se beneficiará con las plazas permanentes: la rifa.

Mauricio Muñoz, líder del SITALDF, asevera que hubo un acuerdo en el cual se oficializó la repartición de 50 bases, de las cuales 25 serían para los sindicatos, 20 para el mayoritario, es decir el STALDF; 3 al SITUALDF y las restantes 2 corresponderían al SATALDF.

Pues se dice que hubo un nuevo convenio donde solo se tomó en cuenta al gremio mayoritario, su dirigente Gaudencio Chávez considera que los tratos deben de hacerse con el Sindicato mayoritario, pues los minoritarios “no tienen vela en el entierro”. Respecto a las rifas, detallo que es legal, pues tienen el derecho de escoger el procedimiento. Ya existe un reglamento para las basificaciones, según un sistema de escalafón, sin embargo, las autoridades han mostrado resistencia a cumplirlo por eso se recurre a las rifas, apunto.

Mauricio Muñoz señala como responsable al Director General de Administración Adolfo Riebeling por beneficiar solamente a la representación mayoritaria, ya que con estas decisiones erróneas y arbitrarias hace claro el conflicto de intereses que tienen Riebeling y Gaudencio Chávez.

Ahora bien, se habla también de 100 plazas que supuestamente la Oficialía Mayor, a cargo de Guillermo Sánchez Torres, entrego al tercer sindicato en disputa dirigido por Carlos Hernández, esto sucedió en plena época electoral.

Ernestina Godoy, próxima líder de la bancada de MORENA en el Congreso de la Ciudad de México, advirtió que, si el proceso de basificación no fue legal, el Congreso lo desconocerá y esas personas perderán su base.

El diputado local Alfonso Suarez del Real, presidente de la Comisión Instaladora que prepara el proceso de transición de Asamblea Legislativa del Distrito Federal a Congreso de la Ciudad de México, recordó que en dos ocasiones le ha solicitado al diputado Leonel Luna, presidente de la Comisión de Gobierno, toda la información sobre las basificaciones y aun no se la ha entregado.

Se rumora que los beneficiados son los legisladores salientes de la bancada del PRD, ya que dejan con plazas de base tanto a personal de su confianza como a familiares, algunos incluso con escasamente dos años de servicio, siendo que hay trabajadores que llevan esperando hasta 11 años por obtener una base.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close