Editorial

RS, la voz de los trabajadores

Siempre hemos señalado que RS, Reivindicación Sindical, busca ser la voz de los trabajadores para orientarlos en sus derechos y hacerlos reflexionar, al igual que a los líderes, en la necesidad de construir sindicatos fuertes que luchen por elevar el nivel de vida de sus agremiados buscando un equilibrio más justo entre el capital y el trabajo, pero también en las relaciones de la burocracia con las diversas instancias de gobierno, en su condición de patrones.

El objetivo central de RS es no solo exponer lo que no camina por el sendero de la legalidad laboral, sino proponer una relación más armónica entre patrones y trabajadores.

Visibilizamos las luchas y los problemas que afrontan millones de mexicanos en su calidad de trabajadores, que tienen la fuerza y el talento, que crean la riqueza de la nación y no siempre son recompensados de manera justa.

Lo mismo se han publicado denuncias de malos manejos por parte de dirigentes sindicales, que el espacio de líderes que buscando mejores condiciones laborales y de estabilidad para sus agremiados han merecido el reconocimiento de parte de sus representados.

Somos garantes de todo lo que quieran manifestar los trabajadores organizados con respecto a sus representantes, sus condiciones laborales, sus centros de trabajo y todo aquello que contribuya a fomentar una nueva cultura laboral.

En este contexto no podemos dejar de pasar por alto lo que sucede con sector de los trabajadores que todos los días se esmeran por tener limpia la Ciudad de México y recolectan la basura domiciliaria.

Pepenadores, recicladores, cartoneros, recolectores, son algunos de los nombres que se utilizan para denotar a las mujeres y hombres que obtienen sus medios de sustento de la recuperación de materiales reciclables de entre los desechos que descarta la sociedad, la mayoría de ellos de manera informal.

En la capital del país hay por lo menos 10 mil trabajadores voluntarios dentro del servicio público de limpia sin ser reconocidos como trabajadores, los cuales subsisten del reciclaje informal, también conocidos como pre pepena, aunque el número exacto se desconoce.

Con su trabajo, las personas trabajadoras voluntarias hacen importantes contribuciones ambientales al evitar que los materiales reciclables sean depositados en rellenos sanitarios en los estados aledaños de la CDMX, y al fomentar que estos sean reincorporados a los ciclos productivos. Con ello ayudan a disminuir el impacto del calentamiento global.

En el Inventario de Residuos Sólidos de 2016, la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX calculaba que, gracias al trabajo de estas personas, se recuperaban 1,700 toneladas de materiales diariamente. Su labor contribuye también a la generación de ahorros para la ciudad en términos en términos del costo del manejo de residuos en los componentes de transporte y disposición final. Ello, sin contar los ahorros por concepto de costos de mano de obra, equipo, herramientas y capacitaciones que ha tenido el gobierno de la CDMX al no reconocer formalmente como empleados a las personas trabajadoras voluntarias en el servicio de limpia. Lo que estas personas reciben a cambio es la posibilidad de recibir propinas de los vecinos cuando pasan por la basura y de vender los materiales reciclables para obtener su sustento. Sus condiciones laborales son precarias y conllevan importantes riesgos; no tienen seguridad social ni seguridad laboral y enfrentan obstáculos para organizarse libremente.

Cualquier riesgo que implique un obstáculo a su acceso a los materiales afecta directamente su capacidad de subsistir y la de sus hogares. Las personas que trabajan en esta ocupación en situación de empleo informal también corren el riesgo de ser desplazadas por intereses económicos de empresas de aseo y de reciclaje, y por tecnologías como la incineración de residuos o el establecimiento de contenedores sellados o subterráneos para los desechos.

En 2016, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió la Recomendación 07/2016 en la que abordaba las omisiones en el sistema de recolección y en la generación de condiciones de trabajo dignas para los trabajadores que realizan estas actividades. En dicha Recomendación se hacia un llamado a las autoridades de la CDMX responsables del servicio de limpia a cambiar el sistema del manejo de residuos hacia un sistema inclusivo que valorara más el reciclaje por encima del enterramiento de los residuos y donde se reconociera la labor de las personas trabajadoras voluntarias.

A pesar de la emisión de la Recomendación 07/2016, a dos años de su publicación, las condiciones laborales de las personas trabajadoras voluntarias siguen siendo precarias, y no ha habido cambios en su favor en la legislación o en las políticas públicas. A pesar de que, en septiembre de 2017, el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera hizo público que realizaría la contratación de 10 mil trabajadores voluntarios dentro del servicio público de limpia a través del Programa de Estabilidad Laboral, conocido como “Nómina 8”, no ha habido transparencia en ese proceso, lo cual hace imposible confirmar esa información. Más aún, el 8 de mayo de 2018, Antonio Paz García, Subsecretario de Administración y Desarrollo Humano de la Secretaria de Finanzas, manifestó no tener contemplado implementar algún programa de creación de nuevas plazas de trabajo para las personas trabajadoras voluntarias.

Para resarcir las omisiones que han hecho en detrimento de las personas trabajadoras voluntarias, es esencial la garantía de su derecho humano al trabajo, y a la seguridad social. La formalización de estas personas trabajadoras dentro del servicio de limpia es un objetivo a lograr. A su vez, es preciso avanzar hacia la dignificación de la labor de estas personas y hacia un aumento de su visibilidad como agentes que hacen contribuciones a la sociedad.

Desde aquí hacemos un llamado a la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno electa y quien conducirá los destinos de la Ciudad de México en los próximos seis años a que le eche una mirada a estos trabajadores invisibles de limpia y se les haga justicia.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close