Consulta a la experta

Un encuentro sexual casual me trajo la pesadilla: ladillas

Querida doctora, le escribo porque quiero que lea mi relato con toda atención:

¡Desde hace tiempo tengo ganas de gritarle a todo el mundo que me libre de las ladillas!

Sé que puede sonar vergonzoso pero me contagie de esos diminutos seres y la verdad tardé mucho más tiempo del que desearía en librarme de ellas. El contagio no sé bien dónde fue, pero sospecho que después de un encentro casual sexual fue donde se me pegó esta horrible paga. Una noche de calentura me dejó piojos púbicos, esa fue mi lección, no está bien irse con la primera que encuentras en la calle, se los aconsejo de corazón, por mucho que se vea guapa y que uno ande necesitado, no debe darse el lujo de meterse con cualquiera porque luego uno tiene que pagar las consecuencias. La verdad ni me acuerdo de su nombre, solo recuerdo que era una chica que también estaba pasada de tragos y que en el camino al baño me la encontré recargada, ella me sonrió, yo le devolví la sonrisa, se me acercó, me tomó mi miembro y me besó muy cachondamente metiéndome la lengua por toda lo boca.

Yo me prendí inmediatamente y fue que decidí echarme un hotelazo de rápido, total, en la esquina había uno abierto y no podía dejar pasar la oportunidad. Ella me dijo que quería que la poseyera y yo la verdad ya iba para dos meses sin acción y no estaba como para rechazar los regalos que la vida te da. El sexo fue medianamente bueno, yo no tardé mucho en eyacular y terminar así el encuentro. Ella se me montó y logró que por fin vaciara todo el contenido de mi interior. Ella me parece que también se vino, la verdad no lo recuerdo mucho, lo que si recuerdo es verla vestirse y subirse los calzones rojos. Fue entonces que me llegó un olor medio fuerte de su intimidad.

La galana ni se despidió, yo esperaba un beso o al menos la intensión de intercambiar teléfonos, no dijo ni palabra y salió del cuarto. Solo alcancé a ver su espalda cuando yo salía del baño. La verdad me alegré no tener que seguir con la conversación porque yo ya estaba más relajado y no quería caer en banalidades. Días después comenzó la picazón, fue de a poco pero con el paso de los días se hizo tan insoportable que no podía dejar de rascarme sin control. Primero pensé que era una irritación o resequedad, toda esa creencia cambió cuando con una lamparita me examiné la zona y puede ver con muchísimo susto que algo me caminaba. Casi me da un infarto al descubrir que tenía cositas blancas adheridas a mis vellos púbicos, corriendo fui por unas tijeras a la cocina y me comencé a cortar todo el bello que pude. La verdad estoy bien peludo y hacerlo no fue nada fácil, no lograba cortar bien el vello que nacía en la base de los testículos, la faena me hizo sudar la gota gorda. Está de más decir que tiré las tijeras, me daban asco. Tenía ganas de quemar todo lo que había tenido contacto conmigo y mi intimidad, calzones, pantalones, toallas y hasta sábanas serían de las primeras cosas que desaparecerían.

Logré quitarme mucho bello pero la comezón no desaparecía, seguí rascándome como sarnoso, mi zona estaba muy enrojecida y para desgracia mía alcancé a ver todavía a un animalito que caminaba entre mis partes. Fue entonces que decidí rasurarme. Pensé que con eso bastaría, pero no fue suficiente para eliminar mis ladillas, esos cochinos animales eran muy resistente. Y la neta, yo no deseaba que nadie se enterara de mi desgracia. Mis amigos me consideraban un matador imparable porque ellos aplaudían mi noche de faena fácil. No quería que se burlaran de mi.

Busqué remedios en Internet y la verdad me unté desde shampoo para los piojos, pimienta, cebolla, alcohol y demás menjurjes. Mi zona genital estaba lastimada, me ardía, dolía y me picaba. Creo que bañarme con el jabón de perro anti-pulgas fue lo que me ayudó a salir de mi problema. Poco a poco fueron cayéndose las larvas y logré quitar poco a poco mi problema. Pasaron dos semanas de calvario, se me hicieron eternas, pero creo ya podré volver a salir con mis amigos, los he rechazado por pena, porque ya con unos tragos encima capaz que hasta les confieso que me pegaron las ladillas y no creo ser capaz de aguantar la carrilla que ellos seguro me cargarían. No le escribo para que me aconseje algún método para eliminar las ladillas, lo hago porque estoy muy feliz de haberme deshecho de ellas y a alguien se lo tenía que contar.

***

Amigo feliz:

Celebro que ya estés libre de todo mal, que las ladillas se hayan ido de tu intimidad pero tengo que comentarte que esos animales son muy resistentes por lo que tendrás que repetir tus rituales de limpieza por algunas semanas más. Es necesario que tu ropa interior sea lavada con agua caliente y utilices el cloro para eliminar alguna larva de ladilla de entre los pliegues de tus prendas íntimas. Tendrás que hacer lo mismo con tus pantalones y la toalla que utilizas para secar tu anatomía. Las ladillas son fáciles de contagiar y un poco difíciles de eliminar, de ahí que cuando los niños no paran de moverse se les dice: ya pareces ladilla. Me alegra que ya estés libre todo mal, pero no descartes acudir a un especialista para que te revise a precisión la zona y determine que ya estás libre de todo nuevo brote. No me parece mal que compartas tu experiencia con tus amigos, de seguro se reirán, pero si tomas el tema con delicadeza podrás prevenirlos a ellos de no pasar por la misma situación. Me late mucho que compartas tu historia con nuestro auditorio pues leerán de primera mano las consecuencias que corren al tener sexo casual con una extraña. Sal nuevamente a divertirte sin estar espantado, fíjate bien con quién te relacionas y disfruta de tus encuentros íntimos. A tus nuevas parejas sexuales no les compartas de primera mano tu experiencia, ellas te estigmatizarán y pasarás más de dos meses antes de que puedas desahogar tu anatomía.

Este espacio fue creado para ti, envíame tus anécdotas, dudas o comentarios a: sexxxhoy@gmail.com
Todo será tratado con absoluto respeto y confidencialidad.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close