Del día

Hallazgos sobre prosperidad urbana en México

Es prioritario fortalecer los sistemas de generación de información a escala local

Los principales hallazgos de la medición del Índice de las Ciudades Prósperas (CPI) en 305 municipios y alcaldías de Ciudad de México reflejan carencias evidentes, valores bajos observados en las subdimensiones del CPI y fenómenos de importancia que impactan en las posibilidades de prosperidad urbana y que, por ello, requieren ser atendidos.

Un hallazgo general corresponde a las limitaciones de la información con relación a los fenómenos socioespaciales en México. De acuerdo con ONU-Habitat, en el país existe información para estimar la mayoría de los indicadores del CPI; sin embargo, hay lagunas importantes que deben ser cubiertas porque son fundamentales para la toma de decisiones públicas, sociales y privadas relativas al desarrollo de las ciudades.

En este sentido, el programa de Naciones Unidas observó, por ejemplo, limitaciones relevantes respecto a información ambiental, tales como la emisión de contaminación, manejo de residuos sólidos y tratamiento de aguas residuales; y respecto a información sobre la red de transporte público, tales como tiempo y costo de traslado y longitud y tipo de la red. Por lo tanto, debería ser prioritario fortalecer los sistemas de generación de información a escala local.

El siguiente conjunto de subdimensiones destaca por la pobreza de sus resultados en el CPI o por la importancia de sus correlaciones con otras.

Economía urbana. Las ciudades mexicanas no poseen economías particularmente dinámicas, lo que se refleja en un producto urbano per cápita relativamente bajo, y en un aprovechamiento limitado de la concentración de población. Es fundamental implementar políticas de desarrollo económico vinculadas a un modelo compacto de crecimiento urbano enfocadas a aprovechar las economías de escala.

Finanzas locales. En lo financiero, las ciudades mexicanas son profundamente dependientes de la Federación y de los gobiernos estatales. Sus mecanismos de recaudación y generación de recursos son muy débiles. Es prioritario fortalecer las dinámicas de recaudación local y generación de recursos propios, en particular del impuesto predial.

Pobreza urbana e inequidad económica. Las ciudades mexicanas sufren de importantes asimetrías en ingreso y distribución de la riqueza. Por eso es prioritario ejecutar políticas de desarrollo económico enfocadas en la población de menor ingreso, así como ofrecer alternativas de suelo habitacional para los más pobres en las ciudades a fin de reducir el crecimiento de los asentamientos precarios.

Calidad ambiental. Las ciudades mexicanas han visto pérdidas importantes en su calidad ambiental, con la correspondiente afectación de la salud poblacional. El CPI evidencia la necesidad de asumir políticas ambientales integrales que consideren la movilidad y el manejo de los usos del suelo y que partan del fortalecimiento de los instrumentos de monitoreo ambiental.

Expansión urbana y densidad poblacional. Las ciudades mexicanas han seguido un patrón de crecimiento expansivo, insustentable y descontrolado. Se requiere replantear el desarrollo urbano hacia ciudades más compactas y consolidadas, así como aprovechar el suelo vacante y garantizar la oferta de vivienda bien localizada para la población de menor ingreso.

Transporte público y movilidad. Aunque la mayor parte de la población se mueve en transporte público, el modelo de transporte de las políticas públicas se basa en el automóvil particular. Es prioritario replantear este modelo hacia uno basado en el transporte público de calidad y que favorezca la movilidad no motorizada.

Espacio público. Las ciudades mexicanas han experimentado una pérdida creciente de áreas verdes y una tendencia a la sustitución de los espacios públicos a favor de los centros comerciales. Es necesario dar una perspectiva integral de revitalización y regeneración urbana a los espacios públicos, con especial énfasis en los parques, jardines y áreas deportivas.

Acceso a tecnologías de la información y comunicación. Las ciudades mexicanas enfrentan un rezago importante en el aprovechamiento de las TIC, situación que representa un obstáculo para el desarrollo humano y económico. Se requiere incrementar sustancialmente la oferta de servicios de telecomunicaciones, el acceso a internet de banda ancha y, en general, a todas las TIC.

Inclusión de género. La brecha entre hombres y mujeres es amplia en varios ámbitos urbanos. El reflejo más claro es la disparidad en el ingreso. Es necesario consolidar las políticas que favorecen el acceso equitativo a la educación, pero es igualmente necesario implementar políticas que disminuyan inequidades de género en los demás ámbitos.

Educación. Hay limitaciones relevantes relacionadas con la calidad de la educación, y las condiciones en que se brinda, que se reflejan en resultados pobres. Por eso es necesario consolidar las políticas que permiten el acceso a la educación básica para todos, complementadas con políticas que garanticen mejoras continuas de la calidad educativa.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close