Del día

Grupo Imagen despide a colaboradores sin liquidación

Los trabajadores denunciaron que los presionaron para firmar su carta de renuncia o no les darían su aguinaldo y quincena

Al menos 400 personas que trabajaban en Grupo Imagen fueron despedidos de la empresa sin la liquidación correspondiente y condicionando el pago de su quincena y aguinaldo a firmar una carta de renuncia.

“Nos mandan llamar de Recursos Humanos, te tocan el hombro, te pasan al área jurídica y te dicen que se acabaron tus días en la empresa porque la empresa esta en etapa de reestructuración y te piden que firmes una renuncia y te das cuenta que lo que te dan es un finiquito no una liquidación”, explicó Carlos Meraz, ex colaborador de la empresa en el área web.

Esta situación se repitió una y otra y otra vez desde el miércoles de la semana pasada, cuando comenzaron los despidos masivos, sobre todo de los colaboradores del periódico Excelsior, aunque también despidieron personal de otras áreas del Grupo.

La empresa no había pagado el aguinaldo a los colaboradores y espero hasta el 19 de diciembre para comenzar los despidos, pero condicionando el pago de éste y de la mitad de la quincena que han trabajado a que firmen una carta de renuncia, pese a que el trabajador no estaba renunciando.

A cambio, les ofrecieron mes y medio adicional de salario y lo que le llaman un finiquito, cuando en realidad debían pagar una liquidación.

De acuerdo con la Ley Federal de trabajo, cuando una empresa decide despedir a un colaborador debe respetar sus años de antigüedad y el pago de los días trabajados hasta el momento de su salida, así como el pago del aguinaldo, los días de vacaciones, de prima vacacional, tres meses de salario y 20 días de salario  adicionales que te corresponden por cada año trabajado en el lugar.

Sin embargo, esto no fue respetado por Grupo Imagen, que obligó a sus trabajadores a firmar la carta de renuncia para entregarles una cantidad que corresponda a alrededor de 30% de lo que por ley les correspondía.

“Yo no espero justicia ni cosas justas  de esta empresa, solo espero que conforme a la ley nos liquiden. Cumplí al 100% y merezco que el trabajo me pague al 100%. Nunca robé al trabajo, así que el trabajo no me tiene que robar a mí. Siempre he sido sincero y honesto, siempre he dado la cara aunque la empresa haga como la avestruz uy esconda la cara en la tierra”, afirmó Meraz.

Aunque ya corría el rumor de que vendría un recorte de personal, los trabajadores no previeron que los dueños de la empresa, Olegario Vázquez Raña y Olegario Vázquez Aldir, despedirían a los colaboradores de esta manera.

Meraz dijo que no se sabe si los dueños desconocen la situación y la manera en que se está tratando al personal, muchos de los cuales llegaron a trabajar a esta empresa cuando vino la refundación de Excelsior, en 2005.

Sin embargo, añadió el periodista, es momento de informarle de lo que está ocurriendo si es que aun no lo sabe. Por ello, ha enviado una serie de mensajes en sus redes sociales para difundir la situación en la que se encuentran él y decenas de compañeros del gremio.

De igual manera, los colaboradores están buscando la manera de defenderse de este atropello a sus derechos laborales, con denuncias colectivas en la Junta Conciliación y Arbitraje.

“Llegaremos a las ultimas consecuencias, no queremos dádivas, queremos lo que nos corresponde de acuerdo al tiempo que trabajamos”, aseguró Meraz.

El periodista, que tiene larga trayectoria en los medios de comunicación, dijo que la empresa tiene todo el derecho de hacer toda la reestructuración que deseen, pero siempre deben despedir a los empleados bajo los términos que establece la ley.

“No pueden tratarnos de esa manera ni engañarnos. Somos periodistas, no peones”, añadió Meraz.

Y es que la empresa, al ser un medio de comunicación, tiene una responsabilidad social de informar y denunciar hechos como éstos, en los que se violentan los derechos de los ciudadanos.

Sin embargo, la empresa ha guardado silencio. El director de Excélsior, Pascal Beltrán del Río, y su subdirectora editorial, Fabiola Guarneros, no han hecho mención de la forma en que despidieron a las personas con las que trabajaron por más de una década, a pesar de que durante la semana se pasaron denunciando los despidos masivos en las dependencias gubernamentales.

Y por si esto fuera poco, dos días después de haberd despedido al personal, la empresa posteó en sus redes sociales un mensaje en el que solicitaban jóvenes recién egresados o en los últimos semestres de la universidad que quisieran hacer sus prácticas profesionales. Ante las críticas que recibieron, la empresa borró los mensajes.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close