Del día

Quita gobierno control de ductos a trabajadores de Pemex en estrategia contra huachicoleo

80% del robo de combustible ocurría desde adentro de la paraestatal

Con el plan de combate al huachicoleo  -en el que participan el Ejército y la Marina‑, el presidente Andrés Manuel López Obrador les quitó el  control a trabajadores sindicalizados de Petróleos Mexicanos (Pemex) que tenían acceso a las válvulas del suministro de hidrocarburos y con lo que era posible abastecer hasta 600 pipas diarias, equivalente a 60 mil millones de pesos anuales.

El mandatario  señaló que la 80% de los robos de combustible ocurrían desde adentro, es decir, desde las áreas estratégicas de la paraestatal a las que tenían acceso empleados sindicalizados y que no permitían la entrada a las autoridades de Pemex.

Te puede interesar: Se alinea STPRM con AMLO

“En la investigación que se hizo se encontró que en ese sistema de monitoreo (de la operación de las válvulas) no se actuaba con rectitud. Hay una norma para que cuando baja la presión, inmediatamente se cierren válvulas para evitar fugas (de combustible). Y bajaba la presión mucho más de lo establecido y, sin embargo, no se cerraban las válvulas. Ese sistema ya está intervenido con técnicos especializados, así  como las instalaciones de Pemex”, dijo López Obrador

De acuerdo con datos de Pemex, en 2016 el robo de combustible representó 30 mil 800 millones de pesos, monto que se disparó en 63% en el 2017 a 50 mil 100 millones de pesos, y a 66 mil 300 millones de pesos en el 2018, un 32% más que el año anterior.

El director de Pemex, Octavio Romero, explicó que desde el 20 de diciembre se cesaron a funcionarios del área de logística de la empresa, la cual se encargaba de manejar el control de los ductos. Sorprendentemente, después de los cambios de personal, el robo de combustible disminuyó.

La estrategia del gobierno de México contra el robo del huachicoleo fue puesto en marcha desde el pasado 20 de diciembre con la participación de 15 dependencias federales, dentro del Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex, en el que la Marina y el Ejército ya tienen bajo su resguardo 58 instalaciones, además de la colaboración del Centro Nacional de Inteligencia y la Fiscalía General de la República (que sustituye a la PGR).

También puedes leer: Sindicato de Pemex gasta 7 mdp mensuales en servicios y artículos de lujo

“Esto se sabía desde hace muchos años. Y lo que hacían era que se descontaba en el ingreso de Pemex. Desde hace tres sexenios sabían del robo, pero en 2000, 2003 se aceptaba oficialmente que se robaban 12 mil millones de pesos. Pero ahora estamos hablando de más de 60 mil millones de pesos; o sea, ha ido creciendo sin que se haga nada… Si este robo ocurría era porque un negocio jugoso, ilícito, tenía  siempre el visto bueno del Presidente. Y ¡ya basta!”, dijo el presidente sobre el saqueo a esta empresa.

Señaló que su gobierno no irá tras chivos expiatorios ni tampoco sobre exdirectores de la paraestatal. Reiteró que hacia adelante “hay que portarse bien”, porque a partir del 1 de diciembre hay cero tolerancia a la corrupción.

Sin embargo, este jueves comenzó la ocupación de centros estratégicos de Pemex: elementos del Ejército tomaron el control de las instalaciones de la refinería de Salamanca, Guanajuato, donde hay bandas dedicadas al robo de combustible

 

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close