Del día

Joel Ayala, ratificado seis años más en la dirigencia de la FTSE

Considerado el último de los líderes históricos del que fue llamado movimiento obrero organizado del país, con una reconocida capacidad de negociación, fue reelecto por unanimidad para el periodo 2018-2024. 

Con el pago de vales de fin de año por 15 mil 100 pesos por trabajador -incluido un bono sexenal por 3 mil pesos-, el presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, fue ratificado para una gestión de seis años (2018-2024).

En un congreso extraordinario realizado los días 13 y 14 de diciembre, alrededor de 500 delegados de 89 sindicatos que agremia esa central, votaron por la permanencia de Ayala Almeida, quien confirmó su capacidad de negociación con el pago del pago del bono sexenal -sólo el gobierno de la Ciudad de México les entregó a sus trabajadores 2 mil pesos por ese concepto-.

Una vez que conoció el sentido del voto de los delegados al congreso, Ayala Almeida reiteró su convicción que a través del diálogo, la planeación y la concertación, se avance en la relación institucional.

Te puede interesar: Ratificarán a Joel Ayala como líder de la FSTSE

Considerado el último de los líderes históricos de lo que era llamado el movimiento obrero del país, el presidente de la FSTSE tuvo la visión y la capacidad para que el gobierno federal accediera a otorgar a sus dos millones de trabajadores un bono sexenal. Argumentó que a los mandos superiores al término de cada gestión gubernamental se les entregaba una especie de liquidación, por lo que era necesaria una muestra de sensibilidad hacia quienes permanecían en la administración pública.

Posteriormente negoció para que el pago sexenal se convirtiera en anual sin que aquel  se perdiera. Para lograrlo, fue necesario que los trabajadores del Estado tomaran las calles para manifestar su demanda (al respecto véase el libro “Líderes eternos” de Arnoldo Piñón, páginas 51-54).

Luego, desde el Senado de la República fue fundamental para evitar que una propuesta de la Secretaría de Hacienda y Crédito Publicó, en el sentido de utilizar un 3 por ciento de las aportaciones de los trabajadores al fondo de vivienda -del 5 por ciento- fuese utilizado para financiar el seguro de desempleo. Esgrimió que imposibilitaría adquirir una casa confortable para ellos y sus familias y que les permitiese hacer un patrimonio.

“Tenemos que resguardar las conquistas alcanzadas, con seguridad laboral, con establecimiento y consolidación de la estructura escalafonaria, que permita llegar a niveles salariales que se reflejen en beneficio familiar. Estos son los derroteros de la FSTSE”, afirmó Ayala Almeida.

Y puntualizó: “preservaremos la autonomía de la central sindical, teniendo como base fundamental la unidad manifiesta en este congreso que es, en síntesis: gobierno interior”.

UNIDAD, FORTALEZA DE TRABAJADORES PÚBLICOS 

En el congreso extraordinario de la central más importante de los trabajadores del Estado, quedó de manifiesto la sólida unidad entre los sindicatos que la conforman, incluidos los de la Secretaria de Salud -con más de 350 mi, agremiados-, el del Gobierno de la Ciudad de México -con 110 mil integrantes-, del ISSSTE -con 80 mil- y los controladores de tránsito aéreo, entre los más importantes.

El presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE, Luis Miguel Victoria Ranfla presidió los trabajos del congreso de la central burocrática. 

También puedes leer: Negro panorama para los Ayala

A Ayala Almeida lo acompañarán los próximos seis años como vicepresidentes de la central, el propio Victoria Ranfla -quien fue ratificado como representante ante la Junta Directiva del ISSSTE-, Marco Antonio García Ayala, presidente del Sindicato Nacional de la Secretaría de Salud -representante también ante la Junta Directiva-, y José Guzmán Gómez, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Economía -integrante de la Comisión Ejecutiva de PENSIONISSSTE-. 

Fueron electos también representantes de la FSTSE ante la Comisión de Vigilancia del ISSSTE y la Comisión Ejecutiva de FOVISSSTE.

J. A. RAMÍREZ PINEDA REPRESENTANTE DE AMLO

El director general del ISSSTE, José Antonio Ramírez Pineda, en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, y la presidenta del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, Rosalinda Vélez, estuvieron entre los invitados a la inauguración de los trabajos del congreso. Ayala Almeida destacó que el anuncio del presidente López Obrador en el sentido que los aumentos salariales para los trabajadores de menores ingresos serán por encima de la inflación. “Representa una línea de justicia social”, consideró.

Hizo un reconocimiento al presidente de la República por la “actitud de gran solidaridad para quienes trabajamos dentro de las instituciones del país”, y estimó que en reciprocidad los servidores públicos deben desempeñarse con eficacia y responsabilidad en todos y cada uno de los centros laborales.

Y planteó que el respeto inspira confianza, lo cual fortalece a México y sus instituciones, que los trabajadores del Estado desean fuertes para el bien del país.

SEGURO POPULAR: NI SEGURO, NI POPULAR 

El presidente de la FSTSE se congratuló con la decisión del presidente López Obrador de dar por terminado el programa de Seguro Popular. “Qué bueno que el presidente de la República ponga orden en este destino presupuestal, porque este programa nunca fue ni seguro ni popular” como, lo recordó, esa central lo denunció hace más de tres años.

Ese programa funcionó incrustado en la estructura de la Secretaría de Salud, con un ejercicio presupuestal muy alto y sin resultados.

También puedes leer: Burócratas recibirán vales de fin de año por 15,100 pesos

También dió la bienvenida a la decisión gubernamental para que IMSS e ISSSTE no se integren al sistema de salud pública federal. Ayala Almeida refirió que con esta reafirmación se fortalecen y salvaguardan las instituciones de seguridad social en favor de sus derechohabientes.

Ambos institutos sólo atenderán a enfermos en casos de emergencia o accidente y que no cuenten con seguridad social, lo que, subrayó, los hace altamente solidarios con la población abierta.

Esas instituciones responderán con eficiencia y prontitud en el otorgamiento de atención médica, mientras la Secretaría de Salud, brindará el servicio a quienes no tienen seguridad social, por lo que deberá ser más eficiente y puntual en tiempo, en la atención a la población en general, planteó.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close