Trabajadores extraordinarios

Ángeles Osiris González busca cambiar la mala percepción de la burocracia

Para ella es importante que los ciudadanos conozcan realmente el trabajo que desempeñan los empleados de las distintas dependencias.

Al iniciar los trabajos para elaborar la Constitución de la CDMX,  la abogada María de los Ángeles Osiris Díaz González no dudó en renunciar a su puesto como Jefa de Departamento de Ingresos y Cobranzas de las SuperISSSTE, para sumarse a las mesas de análisis del Constituyente, sobre todo en los temas relacionados con la defensa de los derechos de los trabajadores sindicalizados.

Egresada de la carrera de Derecho en la UNITEC, desde muy joven sintió el llamado por la política cuando contendió en 2006 por la diputación federal del III Distrito de Azcapotzalco, bajo las siglas del PRI. Tenía 24 años cuando supo de las lides electorales, no ganó pero fiel a su partido volvió a intentar acceder a un cargo de representación en 2012, por el mismo distrito pero con miras a una diputación local.

En el inter de sus aspiraciones partidistas, ingresó en el 2008 al Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), en la categoría de Administrativo Especializado para después desempeñarse como Secretaria Proyectista, obteniendo su base sindical como afiliado al Sindicato del Poder Judicial que encabeza Diego Medina Valdes.

Desde su primer empleo en los juzgados, el ambiente de cargas de trabajo y constantes presiones de los usuarios que a diario acuden a exigir la solución a sus problemas legales al Tribunal capitalino, la abogada Díaz González valoró la injusta percepción de los ciudadanos a la labor de los trabajadores, sobre todo sindicalizados, a los que como al resto de la burocracia, siempre se les califica de flojos cuando en la realidad deben cumplir con jornadas más allá de sus horarios habituales de trabajo.

Inevitable percibir durante la entrevista con RS, su innegable dinamismo y entusiasmo cuando va enfilando la charla a explicar sus proyectos que debieron transitar por cuatro años de ausencia del ambiente de los juzgados para experimentar nuevas experiencias laborales en el ISSSTE. Ahí, nuevamente volvió a aparecer esa apreciación errónea de la gente a los empleados de la dependencia, lo que reafirmó su interés por tratar de cambiar ese estereotipo hacia la burocracia.

Fue por ello que al instalarse el Constituyente, en 2016, decidió retornar al Tribunal “porque las oficinas de San Fernando, en Tlalpan, me quedaban muy lejos”, comenta María de los Ángeles Osiris a loa que no importó dejar un empleo bien remunerado para darse a la tarea de sumarse a las comisiones donde, sabía, podía hacer algo en favor de sus compañeros sindicalizados.

Recuerda que una de estas mesas era encabezada por Armando Ríos Pitter y existía la pretensión de que con los cambios por venir en las relaciones laborales, se pidiera a los trabajadores del tribunal renunciar a sus derechos adquiridos para poder ser recontratados; un injusto borrón y cuenta nueva que afectaría, entre otras cosas, su antigüedad y derecho pertenecer a un sindicato.

Señala que por fortuna existió la sensibilidad de gente como la actual titular de la Función Pública en el nuevo gabinete, Irma Eréndira Sandoval, quien escuchó atentamente su planteamiento evitando que los derechos laborales de miles de trabajadores sindicalizados resultarán afectados en el contenido de la nueva Constitución.

Desde niña la abogada Díaz González quedó atraída por la política cuando escuchó en un evento al que la llevó su padre, como militante priísta, a la actual presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa de la CDMX, Jazmín Esquivel Mossa, a quien dudó en invitar como su “madrina” a su toma de protesta, en noviembre del 2017, como presidenta del Colegio de Abogados del Valle de México, filial Ciudad de México.

Además de tener como uno de sus objetivos el trabajar para que la mala percepción de la ciudadanía hacia la burocracia cambie, la licenciada integra proyectos de mayor alcance como el vincular a diversos profesionistas en la confección de políticas públicas, sobre todo jóvenes con deseos de colaborar para que la situación del país mejore.

Otro más de sus objetivos que trabaja en conjunto con otros colegas es lograr que la carrera de Derecho se imparta a todos aquellos trabajadores sindicalizados de las diversas dependencias del gobierno capitalino así como a los policías de municipios como Nezahualcóyotl, donde ya se echó a andar este programa, y extenderlo a la Secretaría de Seguridad Pública de la CDMX, con el fin de que los guardianes del orden no solo conozcan los protocolos se seguridad que permitan la profesionalización de los cuerpos policiacos.

En esta dinámica, acepta, ahora va por la fundación del Colegio de Estrategias Jurídicas para el Desarrollo Nacional que protocolizó el pasado 20 de diciembre y presentará de manera pública en enero próximo. “Hay infinidad de profesionistas que se nos han acercado con el fin de querer participar y esto sucede no únicamente en la CDMX sino en todo el país, por lo que estamos empeñados en vincularlos para que sus opiniones sean tomadas en cuenta a la hora de diseñar las políticas pública”, dice convencida esta abogada y trabajadora sindicalizada a la que el día le queda a deber horas.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close