Investigaciones especiales

Universidades quebradas gastan millones en consentir a sus trabajadores

Regalos, bolsas de dinero, días de ausencia pagados y sueldos millonarios para los rectores, en eso se van los recursos

Aun cuando 10 universidades ya se declararon en quiebra, continúan pagando sueldos altos a sus rectores y entregan beneficios extraordinarios  a los trabajadores sindicalizados, que cuestan millones de pesos al erario público.

Uno de los ejemplos es la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), que adeuda 2 mil 400 millones de pesos pese a que su rector es el mejor pagado del país, e incluso gana más que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Antonio Guzmán Fernández, rector de la UAZ, gana 262 mil 990 pesos mensuales, un sueldo que ni siquiera tenía el ex presidente Enrique Peña Nieto o alguno de sus funcionarios.

Como si eso fuera poco, las instituciones de educación superior consienten a los trabajadores sindicalizados con prestaciones adicionales a las que marca la ley.

Te puede interesar: Anuncian rectores reducción de su salario

Por ejemplo, la UAZ entrega una canastilla con productos de bebé a las trabajadores que van a ser mamás, o a las hijas de los trabajadores que están embarazadas, para que todas ellas reciban ese beneficio.

Aunado a eso, los trabajadores de otras instituciones reciben dinero extra el día de su cumpleaños o el Día de las Madres o del Padre, según sea el caso; un automóvil para desplazarse por la ciudad; o días pagados aunque no trabajes, los llamados días económicos.

Estas prestaciones millonarias se dan pese a que las universidades no cuentan con recursos para cubrir otras áreas necesarias para la educación, como infraestructura, inversión en investigación o ampliación de la matrícula.

Recorte afectaba beneficios

Luego de que se presentara el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de 2019, las universidades fueron las primeras en rechazar una reducción presupuestal y marcharon en la Ciudad de México.

Los rectores argumentaron que el dinero es necesario para atender las necesidades educativas del país. Sin embargo, pronto comenzó a hacerse público que las universidades tenían otros gastos millonarios, que no estaban relacionados precisamente con la educación.

Uno de ellos era precisamente el sueldo de los rectores, quienes cobran mucho más que el Presidente de la República.

También puedes leer: Trabajadores exigen nuevas condiciones laborales, o se irán a huelga

Para detener todo esa vorágine, López Obrador admitió que había un error en el documento donde se designaron los recursos para las universidades públicas y reculó para que se ajustara el presupuesto.

No obstante, en la  reapertura de la Escuela Normal Rural El Mexe, en Hidalgo, pidió a los rectores que contribuyan a la austeridad al momento de manejar los presupuestos.

“Voy a ser respetuoso de las autonomías de las universidades, pero quiero que haya honradez en el manejo del presupuesto que se dirige a las universidades públicas”, lanzó el ex jefe de la Ciudad de México.

Necesario bajar los sueldos

Ante los señalamiento públicos a las universidades, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el director del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Enrique Graue y Mario Alberto Rodríguez, respectivamente, anunciaron que regresarán a la Tesorería de la Federación una parte de su sueldo, siguiendo el ejemplo del mandatario.

Sin embargo, ni la UNAM ni el Poli están en quiebra, como las universidades autónomas estatales, que no tienen dinero suficiente para atender todas sus necesidades, pero cuyos rectores ganan más de 100 mil pesos mensuales.

Tal es el caso de Juan Eulogio Guerra Liera, de la Universidad Autónoma Sinaloa (UAS), quien se embolsa unos 186 mil 881 pesos, pero la institución que dirige tiene una deuda de mil 700 millones de pesos.

O Medardo Serna González, rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, cuyo salario de 147 mil 675 pesos mensuales, pero su universidad pernea un pasivo de mil millones de pesos, que le ha costado marchas, cierres y huelgas de los trabajadores y los estudiantes.

En total son 10 universidades con deudas por unos 18 mil millones de pesos, según la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En esa lista también aparece la Universidad Veracruzana, quien está en quiebra técnica, porque el gobierno encabezado por Javier Duarte de Ochoa no pagó más de 3 mil 100 millones de pesos en impuestos sobre la renta (ISR) en 2014, 2015 y 2016.

Te puede interesar: STUNAM y su contrato colectivo de vanguardia

La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) es la segunda con mayor deuda el país, ya que tiene un déficit de unos 2 mil 600 millones de pesos.

En esa misma circunstancia está la Universidad Autónoma de Chiapas, que tiene compromisos por 2 mil 300 millones de pesos, así como la Universidad Autónoma de Nayarit, que adeuda mil 900 millones de pesos, y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco mil 200 millones de pesos.

Finalmente, la Universidad Autónoma de Morelos debe mil 600 millones de pesos a la Federación.

Biberones para todos los recién nacidos

La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) entrega una canastilla de maternidad al nacer el hijo o hija de alguno de sus trabajadores sindicalizados.

Este beneficio, que se entrega a los habitantes de Finlandia y Noruega, se logró por intervención de José Crescenciano Sánchez Pérez, secretario de general del Sindicato del Personal Académico de la UAZ.

El líder sindical también pidió a las autoridades universitarias incluir a las hijas solteras y menores de 18 años de los afiliados a la organización sindical como beneficiaras del paquete.

La canastilla incluye calcetines, zapatos, pañales, calzones de hule, fajas, mamelucos, chambritas, suéteres, gorros, baberos, sabanas, cobijas, biberones, esponjas, lociones, aceites, shampoo, jabón y otros artículos de limpieza.

5 mil pesos para cada cumpleañero

La Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) regala 5 mil pesos a cada uno de sus empleados sindicalizados el día de su cumpleaños.

Indra Ruth Toledo Coutiño, secretaria general del Sindicato del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Chiapas (SPAUNACH), logró también que el festejado descanse ese día.

Para ser merecedor del bono laboral debe de caer en día hábil el festejo de cumpleaños.

Sin embargo, no es la única prestación que tienen. El Día de las Madres y el del Padre, los trabajadores y las trabajadoras reciben un estímulo económico de 3 mil pesos y no laboran ese día.

El 15 de mayo, Día del Maestro, la universidad les entrega 13,500 pesos y tampoco laboran.

Autos nuevos y bono para los que vivan en una zona cara

La Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) avala créditos para la adquisición de automóviles nuevos y seminuevos y una compensación de 750 pesos para sus trabajadores sindicalizados, que viven o trabajan en una zona cara.

Los municipios de Nayarit considerados como caros son  Acaponeta, Ixtlán del Río, Ahuacatlán, Valle de Banderas, Compostela, Tecuala, San Blasa, Puente de Camotlán, Santiago Ixcuintla, Tuxpan, Ruiz y Centro Multidisciplinario de Bahía de Banderas y Villa Hidalgo, dice el Contrato Colectivo de Trabajo pactado por Carlos Muñoz Barragán, secretario general del Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Nayarit (SPAUAN).

Los profesores e investigadores tienen derecho a alimentos gratuitos en la Unidad Académica Escuela Nacional de Ingeniería Pesquera, ubicada en San Blas.

Te pagan por faltar 12 días al año

La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSH) otorga12 días de descanso pagados a cada uno de los trabajadores.

“Para disfrutar de esta prestación sólo bastará avisar anticipadamente por conducto de los representantes sindicales salvo casos justificados”, señala el documento firmado Gaudencio Anaya Sánchez, secretario general del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM).

Las faltas no pueden exceder de tres días consecutivos, exceptuando los casos donde existan situaciones urgentes a juicio de la Institución y el Sindicato, así como los beneficios no podrán acumularse con los del año siguiente ni con períodos de vacaciones.

Los trabajadores sindicalizados también reciben ingresos extra para despensa, apoyo familiar, días diferenciales y compra de material didáctico.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close