Run Run

Corre el run run 

El director del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” del ISSSTE, José Alfredo Rajme emprendió, a partir de la segunda quincena de enero, cambio de coordinadores y jefes de división, lo que parece confirmar su confianza en que será ratificado, pese a diversas irregularidades en su gestión.

Apenas el 20 de noviembre pasado, se entregó la remodelación del comedor: fueron cambiados azulejos -en realidad las piezas nuevas se colocaron encima de las que ya estaban-, cuando las necesidades son que se compraran estufones y equipo en general, pues los carros en los que reparten los alimentos son de 1994, lo que ha obligado a los trabajadores a que cubran con cartones para ocultar el mal aspecto que ofrecen.

Por la remodelación, el ex jefe de la División de Mantenimiento e Ingeniería Biomédica, Juan Pablo Miranda -renunció el miércoles 16 de enero para, según él, ocupar un cargo en el gobierno de la ciudad- no ha logrado justificar un millón 600 mil pesos.

El doctor Merino Rajme designó, en julio pasado,a Karen Cabrera, jefa de la División de Nutrición. Sólo que la señorita es chef, cuando por las características del puesto el perfil requerido es de una nutrióloga, lo que la hace depender de Laura Mercado, jefa de Servicios Periféricos, de quien los trabajadores han presentado escritos solicitando su remoción debido a que no cumple con las dietas prescritas por los especialistas a los pacientes y el manejo despótico y arbitrario de guardias y suplencias.

 Sólo a manera de ejemplo: pacientes de geriatría por su condición, requieren consumir yakult, pero la licenciada Mercado ordena que no se les incluya en sus dietas.

La falta de utensilios para la preparación de los alimentos en el CMN “20 de Noviembre” obliga a los trabajadores, a que de su sueldo los compren o los lleven de sus domicilios. Es frecuente que también deban comprar desde tortillas, hasta fruta, porque la que le entregan a la jefa departamental está ya pasada.

También en el Hospital Regional “Lic. Adolfo López Mateos”, su director Roberto Baños, mantiene diversas áreas en remodelación desde hace cuatro años. El año pasado ordenó colocar camas bis en hospitalización, en espacios adaptados para tres pacientes.

El director general del ISSSTE, José Antonio Ramírez Pineda debiera, en las giras de trabajo que realiza por clínicas y hospitales, programar una visita a esos dos nosocomios para que corrobore las condiciones en las que se ofrece el servicio a sus derechohabientes.

 El Sindicato de Trabajadores de la Industria Azucarera que dirige José Ángel Ponce García, será de los que de ser aprobada la iniciativa de reformas y adiciones a la Ley Federal del Trabajo, se enfrentará a la obligatoriedad de rendir cuenta detallada del patrimonio sindical cada seis meses y entregarlo por escrito a cada uno de sus agremiados.

 Y es que la gestión de Ponce García ha destacado por la absoluta opacidad en el manejo del Fideicomiso Turístico de Punta Serena y Los Ángeles Locos, ubicados en Tenacatita, Jalisco, los cuales generan ganancias millonarias cuyo destino real desconocen los trabajadores.

 Los integrantes de la dirigencia sindical de los azucareros, perciben una compensación mensual de 40 mil pesos, mientras los técnicos -un número reducido del total de trabajadores-, ganan salarios de 415 pesos diarios.

Los organismos Correos de México y Telecomunicaciones de México (Telecomms/Telégrafos), carecen de directores generales en el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que provoca que sólo se realicen labores cotidianas, toda vez que los salientes están en el limbo, porque ni se les acepta la renuncia ni tampoco se les otorga el nombramiento. Los trabajadores empiezan a inquietarse, con el temor de sumarse a las filas del desempleo…

Etiquetas
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te puede interesar

Close
Close