Sexo sin concesiones

Pornografía auditiva te invita a explotar tus sentidos

Lo visual y lo táctil es lo que más se reconoce en el encuentro íntimo, por lo que casi siempre pasamos por alto el sentido del oído.

Escuchar sonidos que se pueden identificar como gemidos o gritos de placer durante el coito hacen que nuestra pareja entre en la misma etapa de excitación y por tanto sea más placentero el encuentro.

Aunque no lo creas, escuchar gozar a nuestra pareja sexual es uno de los mejores afrodisíacos que se pueden experimentar. Te invito a hacer un ejercicio: busca algo que te excite, comienza a autoestimularte frente a tu pareja sin que vea que lo estás haciendo, gime un poco de placer y verás como atraes toda su atención ,y de inmediato sentirás su reacción positiva para el coito.

El sentido del oído en ocasiones es uno de los más relegados en el sexo. Le damos prioridad al tacto, a la vista y, sin duda al sentido del gusto, y no solemos poner mucha atención en los sonidos que podría emitir nuestra pareja de cama.

Te puede interesar: Todo lo que debes saber del sexo anal

Hay algunos que suelen poner música antes o durante su encuentro sexual para darle mayor intensidad, o porque encuentran en el ritmo la excitación que necesitan para complementar su encuentro sexual. Hay incluso algunos que solo con determina música logran su orgasmo, esto es porque necesitan de su oído para alcanzar la meta.

El oído puede llevarte a lugares nunca antes imaginados, escuchar el sonido adecuado puede despertar tu excitación, y por tanto aumentar el lívido y hacer el encuentro mucho más placentero.

Despertar el interés a través del sonido es llamado por algunos expertos en el sexo como sexo auditivo o pornografía auditiva. Sigue leyendo y aprende un poco más sobre el tema, quién sabe, y a lo mejor aprendes algo nuevo.

Cuando pensamos en tener relaciones sexuales nuestra mente se llena de imágenes e inmediatamente queremos entrar en acción para cubrir las necesidades que dicta nuestro cuerpo y nuestra mente y el alcance del sentido auditivo puede llegar a ser increíble porque está conectado directamente con terminaciones nerviosas que pueden hacer intensificar tus sensaciones.

Es verdad que los hombres y mujeres somos visuales en su mayor parte de decisiones, pero cuando alguien nos habla bonito y nos endulza el oído sin lugar a dudas acabamos cediendo a sus deseos, el hablar y estimular el oído tiene alcances inauditos.

El oído recibe la sondas sonoras y las transforma en impulsos eléctricos que son enviados al cerebro y una vez que han llegado a la cabeza, tienen una posibilidades ilimitadas.

No solo escuchar los sonidos que produce la practica sexual intensifica el acto, también hablar durante el sexo entra en el concepto de pornografía auditiva, no te sorprenda que te excite más que tu pareja te hable mientras están en el coito.

Las parejas entran en más compenetración cuando una de ellas le habla en voz alta a la otra y le dice paso a paso qué quiere que le hagan para llegar al orgasmo,. Escuchar al otro decir instrucciones en la cama pueden llevarte a sentirte un esclavo sexual y eso puede resultar muy excitante.

Otras de las formas de usar la pornografía auditiva es susurrarle a tu pareja tus fantasías; la cercanía de tu boca en su oreja incrementarán sus sentidos y ambos entraran en un ambiente sexual como cómplices. Decirle a tu compañero de cama lo que te gusta disfrutar del sexo siempre es un juego con final divertido.

También puedes leer: Las diez clases de orgasmos que puede experimentar una mujer

Las llamadas eróticas también se conocen como porno auditivo. Seguramente en más de una ocasión le has llamado a tu pareja y le has dicho que lo deseas. Si no lo has hecho, te invito a que lo hagas, ahora sabrás que estás practicando el porno auditivo y estás al tanto de las consecuencias de practicarlo.

La típica música que escuchas en las películas eróticas son parte también del Sexo auditivo. Tú ya sabes que al escuchar esta peculiar música ya viene la acción, y tus demás sentidos se ponen atentos para recibir las imágenes que seguramente más despertarán la excitación.

La pornografía auditiva te invita a la imaginación y en la actualidad existen algunos sitios en la red que te ofrecen audios exclusivamente diseñados para que tu imaginación viaje y se excite al percibir gemidos, sonidos incidentales y otras características auditivas que son peculiares del sexo.

Hay sitios que ofrecen un catálogo de acciones sexuales con detalles sonoros que logran que a cualquiera se le despierte el apetito sexual, que imagine la situación.

Por mencionar algunos, hay títulos que se encuentran en este apartado de sexo auditivo que se llaman Sexo rudo en el sofá y en él se escuchan golpeteos de piel contra piel, respiraciones y gritos de una mujer alcanzando el clímax del encuentro sexual.

Pero hay más, el límite de los ingenieros de sonido es inaudita y han encontrado un nuevo nicho de trabajo. Existen otros audios que nos permiten escuchar una masturbación en una tina de baño o a una pareja decirse : “me tienes escurriendo” entre otras frases que despiertan la libido.

Según se sabe el porno auditivo tienen su origen en el fonógrafo, que se inventó para poder escuchar chistes y no tanto para excitarse, pero que el verdadero origen, donde se puede ver una tendencia sexual fue con el auge de las líneas telefónicas sexuales, a través de estas se podía escuchar de sexo duro y sucio.

 Te puede interesar: Para empezar bien el día, sexo antes de levantarse

Después de esta etapa se dieron algunas grabaciones en casetes y después en CD y en la actualidad, Internet es el lugar donde se puede encontrar este tipo de audios que explotan los sentidos.

Los porno auditivos están ganando espacio, hay quienes incluso han comenzado a grabarse en la intimidad para luego subir los audios de su encuentro para hacer a otro vibrar con sus sonidos

No niegues que has sido parte del porno auditivo, sin querer lo has hecho y hasta lo has disfrutado.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close