Palimpsesto

Malandrines en la SEP

Aún quedan malandrines en el gobierno, dijo el presidente López Obrador, en Sonora hace unos muy pocos días. Señaló el Presidente que aún no se ha terminado de limpiar todo el gobierno, y que todavía hay algunos “malandrines” que piensan que se van a quedar ahí enquistados y van a seguir haciendo sus travesuras, “pero eso ya se acabó”. El reproche se refería a áreas de los servicios de energía pero es fácilmente extensible a espacios de la SEP, donde algunos le juegan la contra al presidente y al secretario en diversos temas. Presidente, no se ha acabado.

Ha sido impecable el trabajo del secretario Moctezuma por su sentido de institucionalidad. Igual lealtad la han tenido al presidente el subsecretario Juan Pablo Arroyo Ortiz (SEMS), el jefe de la Unidad Administrativa de la SEP, Héctor Garza González, igualmente Rafael Sánchez Andrade, desde hace poco nombrado jefe de la Unidad conocida como Uemstis por sus siglas, anteriormente DGTI. Es de subrayarse la clara comprensión que tiene Francisco Cartas Cabrera de las indicaciones superiores que tiene acerca de la problemática educativa que enfrenta la Comisión Nacional del Servicio Profesional Docente, de la que es titular. La visión es única en los altos mandos educativos del nuevo gobierno federal pero la socavan algunos “malandrines”.

En reunión realizada el 21 de febrero con trabajadores despedidos por el gobierno federal anterior, con el Comité Ejecutivo Nacional Democrático del SNTE-Movimiento del Magisterio Democrático Nacional y con el abogado asesor Manuel Fuentes han quedado muy claras muchas cosas. Ningún otro comunicado de los que hemos leído a propósito de los docentes cesados por el gobierno federal anterior (PRI-SNTE) ha sido tan explícito y claro en sus definiciones y propósitos.

Reconstruyamos algunas conclusiones tomadas de la columnas semanal que publica el abogado en un portal nacional: 1) según el abogado Fuentes, Cartas Cabrera plantea que los ceses de los docentes se pueden revertir reinstalando profesores sin esperar a los ajustes de la reforma educativa; 2) mencionó Francisco Cartas, siempre citado por Fuentes, que las plazas que ya hubiesen sido ocupadas por otros docentes serían creadas de nuevo en la misma categoría del docente despedido; 3) apuntó Cartas Cabrera que los pagos de salarios caídos será al 100% y en la misma escuela de donde el docente fue despedido; 4) se establecerán mesas de trabajo estatales en los próximos días.   

Veamos un quinto punto, el más importante, por separado y con más detenimiento. Este quinto punto va en consonancia con los dichos del Presidente de la República desde su campaña presidencial y que ha repetido ya en el cargo en más de una vez (aunque algunos malandrines le juegan la contra). Según el texto de Fuentes del 27 de febrero se le planteó a Francisco Cartas que las mesas de trabajo no serán para realizar “negociaciones” sino para “instrumentar” soluciones. Es impecable el planteamiento de Fuentes. La respuesta fue que “la palabra del presidente se va a cumplir”. Aquí es donde los malandrines se resisten, pensando en que seguirán “enquistados” en sus cargos.

Por último, y siempre según el artículo de Manuel Fuentes del 27 de febrero (cfr. Ni una ceniza de la contrarreforma educativa), serán incluidos en los actos de justicia del nuevo gobierno federal no tan solo los casos de negativa a la necia evaluación docente sino de quienes “fueron separados por motivos políticos, de movilización, y por la imposición de la prueba Enlace en el año 2012”. Impecable el CEND del SNTE y el Movimiento del Magisterio Democrático Nacional. En nuestro caso, represalias documentadas por escrito de parte de la Sección 32 del SNTE.

Ningún otro grupo ha hecho un trabajo político con la profundidad y claridad de este que mencionamos (CEND-MMDN) que tuvo su reunión el 21 de febrero. La CNTE sigue su propia ruta desde siempre para lograr la reinstalación de los suyos. La asociación civil Maestros por México ha tenido reuniones el 8  y 27 de febrero pero no se ve claridad de rumbo ni energía. El SNTE, que es el representante legal (no político) de unos y otros apenas el domingo 3 de marzo comenzó a solicitar a sus secciones sindicales la lista de los docentes cesados pues según les urgía muchísimo para la mañana del lunes 4 del mismo marzo (quizá por el aniversario del PRI). No se entienden las prisas cuando tuvieron seis años y junto con los diputados federales del Panal nada hicieron.

¿Podrán el Presidente de la República y el secretario Moctezuma Barragán cumplir sus compromisos con los profesores cesados, desplazados, despojados? No, mientras Tomás Chávez Nava, Erick López Álvarez Tostado, Fidel Mosqueda, y Marcos Arturo Gómez Mejía, todos de la Uemstis-SEP, se sientan ajenos a las indicaciones presidenciales. Las cuatro personas citadas saben muy bien cómo encontrarme para las aclaraciones que gusten, y que se harán, con documentos, frente al secretario Moctezuma.

Posdata. Una primera planilla nacional se conformará el sábado 9 de marzo en el estado de Morelos para competir por la dirigencia nacional del SNTE, temporalmente a cargo de Cepeda Salas. Se trata de la del Movimiento Magisterial de Bases.

Twitter @WenceslaoXalapa

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close