Investigaciones especiales

Derechohabientes están cansados de la mala atención en el ISSSTE

RS acudió a una clínica donde pudo atestiguar el mal trato y la falta de insumos e infraestructura, cuando los usuarios acuden a consulta

Servicio deficiente, malos tratos, escasez de medicamentos, instalaciones inadecuadas, interminables filas de espera para ser atendidos, trámites burocráticos, son parte de la realidad que diariamente viven miles de derechohabientes del ISSSTE.

Un verdadero calvario para ser atendidos es como califican los usuarios que acuden a las instalaciones médicas de este instituto d encargado de brindarle servicio a los trabajadores al servicio del Estado.

RS visitó la Clínica de Medicina Familiar (CMF) Morelos que se encuentra alcaldía de Venustiano Carranza. Allí entrevistó a los usuarios que esperaban por una consulta o un estudio médico; los derechohabientes manifestaron sus molestias sobre el servicio, aunque prefirieron mantener sus quejas en el anonimato, por temor a una represalia en el servicio.

Todos los entrevistados coincidieron en que están cansados de la mala calidad en el servicio del ISSSTE. Esta es una realidad que aqueja a sus beneficiarios desde hace muchos años ante el inevitable incremento de sus afiliados y la poca capacidad en la infraestructura de sus instalaciones, la cual demanda urgentemente modernizarse y ampliar su capacidad.

“Esperamos que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto, pues como derechohabientes nos hemos visto afectados directamente, al no recibir la atención adecuada y que se nos nieguen los servicios.

“En esta clínica caso concreto es el servicio de rayos X, ya que el aparato hace meses que no está funcionando, por lo que nos mandan a hacer eso estudios al Hospital General José María Morelos y Pavón, en Iztapalapa, lo que representa perdida de tiempo y tener que realizar un enorme gasto en pasajes”, manifestaron los entrevistados.

Desabasto de medicamentos y citas que van desde cuatro hasta seis meses para estudios médicos son algunas de las problemáticas a las que se enfrentan quienes requieren los servicios en el Hospital General Regional gnacio Zaragoza, que atiende a los derechohabientes de la zona oriente del Valle de México, pero también a los habitantes de los estados de México, Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Tabasco, Campeche y Oaxaca. Desafortunadamente hay enfermedades en las que no se puede esperar periodos largos para recibir la atención, por ejemplo, diabetes, esclerosis, problemas renales o cáncer.

Estos pacientes y sus familiares hacen un enorme gasto para poder llegar a consulta de alguna especialidad, después de haber esperado hasta seis meses para poder ser atendidos, pero el día de su cita se encuentran con la noticia de que no les darán la consulta porque el médico tratante está en un curso, un simposio o un Congreso.

Debido al mal servicio en ocasiones los derechohabientes prefieren pagar consultas médicas particulares, con lo que se ven afectado su bolsillo. Los pacientes señalaron que en no se cuenta con el abasto suficiente de medicamentos, por lo que los derechohabientes tienen que acudir en dos o tres ocasiones a la clínica, con el fin de obtener lo necesario para atender sus padecimientos.

A pesar que es un servicio pagado vía descuento a nómina por trabajadores y dependencias federales para la atención de estos y sus familiares, deja mucho que desear en las clínicas, unidades y hospitales.

Un ejemplo es que, al brindar las fichas, las enfermeras utilizan un tono prepotente hacia los beneficiarios, de la misma manera que los médicos no llegan a atender a los pacientes, o la clínica no cuenta con todos los medicamentos para los derechohabientes.

“Cuando el médico nos atiende, no nos dan todos los medicamentos recetados, tenemos que comprar en farmacias particulares para cumplir el tratamiento médico y mejorar nuestra salud”, dijeron los pacientes entrevistados.

Los derechohabientes de ISSSTE denunciaron la mala atención en el servicio, sobre todo en lo que respecta al lento servicio médico en el área de citas. Los usuarios manifestaron que durante el transcurso de la semana observaron gran cantidad de personas esperando a los médicos de las diferentes especialidades, pues al parecer son enviados a atender servicios de hospital dejando desprotegido el servicio de atención continua.

Detallaron que otra situación que se presenta en el hospital es la tardanza que se tiene en el área de urgencias, pues algunas de las personas arriban al lugar, han tenido que esperar hasta 5 horas para poder ser atendidos, pues presuntamente es esta área no cuenta con los médicos necesarios.

Ante todas estas irregularidades en el servicio, los derechohabientes solicitan a las autoridades  del instituto que se generen cambios reales en el sistema, pues la tardanza en el servicio afecta a la población.

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado (ISSSTE), está entre las 10 dependencias del gobierno federal que más quejas tiene por violación a las garantías de los usuarios, de acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El Sistema Nacional de Alerta de Violación a los Derechos Humanos de la CNDH indicó que el ISSSTE ocupa el séptimo lugar del listado, con quejas recabadas en 15 entidades del país en 189 hospitales.

Las denuncias ante de las dependencias son por prestar el servicio indebidamente; no brindar la atención médica; obstaculizar o negar las prestaciones de seguridad social a las que se tiene derecho; y faltar a la legalidad, honradez, lealtad imparcialidad y eficacia en el desempeño de las funciones, empleos, cargos o comisiones.

La CNDH también ha recibido quejas sobre el personal que realiza de manera deficiente los trámites médicos; por omitir suministrar medicamentos; abstenerse de realizar las diligencias para acreditar la probable responsabilidad del inculpado; así como omitir brindar atención médica o psicológica de urgencia a los usuarios, aunque no son las únicas.

Pese a la gran cantidad de quejas y denuncias que tiene la institución, el director, Luis Antonio Ramírez Pineda, insiste en que es necesario promover el cuidado de la salud para generar ahorros a largo plazo.

“México no puede ser un país que se dique a la medicina curativa, sino debe darle énfasis a la prevención, necesitamos una nueva visión en el ISSSTE y cumplir con el propósito de la nueva administración federal, de mejorar la atención al derechohabiente”, afirmo Ramírez Pineda, hace unas semanas en la entrega masiva de prestamos personales.

“El ISSSTE tiene la capacidad para incrementar y mejorar la infraestructura médica, reforzar al personal médico, insumos y medicamentos. Pero nada de eso podrá ser suficiente si no logramos ir penetrando en la conciencia de las y los mexicanos la importancia de la prevención”, añadió.

En ese evento, el titular del organismo dijo que en los primeros 100 días del actual gobierno federal se han fortalecido el trabajo para tener un instituto cada vez más eficiente, más eficaz, más preciso en las acciones que permitan hacer un uso adecuado de los recursos humanos, promover el cuidado de la salud, ya que esto genera ahorros a largo plazo en materia médica.

“Cuando no hay prevención, las enfermedades son mayores, los tratamientos más largos, costosos y, sobre todo dolorosos”, resaltó el funcionario.

Datos a destacar

El ISSSTE atiene a 10.9 millones de personas, entre trabajadores del Estado y sus familias.

El instituto tiene 1,162 Unidades Médicas en todo el territorio nacional, que van desde las clínicas familiares hasta los hospitales de alta especialización.

23.6 millones de consultas se dieron a los derechohabientes en 2017.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close