Run Run

Corre el run rún

Señales de alerta se están encendiendo por diversos nosocomios del sector salud del gobierno federal en la CDMX como el Hospital de la Mujer, donde sin mediar aviso alguno les quitaron tanto a personal sindicalizado, médicos y enfermeras, así como a residentes, el servicio de comedor.

El asunto cobra visos de grave irregularidad pues al parecer el problema se extiende a otros nosocomios pues dicen que los nuevos funcionarios de la Secretaría de Salud no contemplaron un presupuesto para otorgar este servicio al personal de los centros de atención especializada.

Algunos funcionarios del Comité Ejecutivo Nacional del SNTSA, fueron a tratar de calmar los ánimos pero esto no dejó tranquilos a los afectados pues se les dijo que en un mes y medio—o más–, se procederá a hacer una nueva licitación.

En tanto la base trabajadora, sobre todo la de niveles inferiores que va al día y no le alcanza para salir a comer a la calle, se las arregla como puede. Y por si esto no bastara, hay que sumarle el despotismo de los directivos del nosocomio que a manera de burla le dicen a los afectados: “el comedor ahí está para quien quiera usarlo…nada más traigan su comida”.

Los que hicieron una huelga de brazos caídos fueron los residentes y a cambio de que ya no armaran mitote ni acudieran a los medios, se negoció darles una colación para mitigar su hambre y que consiste en un lonchibón con su naranja y su jugo incluidos. La pregunta que se hacen los sindicalizados en dónde anda su líder nacional, Marco García Ayala, que ni ata ni desata para solucionar este delicado asunto.

Etiquetas
Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te puede interesar

Close
Close