Del día

Lucha contra la discriminación sexual en el trabajo avanza lento

Los avances que se alcanzaron en los últimos años se están perdiendo en algunas ciudades del mundo por la homofobia

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) señaló que 80 países han aprobado leyes que prohíben la discriminación basada en la orientación sexual, la identidad de género o las características sexuales en el mundo laboral.

Sin embargo, expuso, el ritmo de avance es demasiado lento y, en algunos casos, está retrocediendo.

Recordó que hace 50 años estallaron disturbios en las calles de Nueva York en protesta contra la discriminación y la violencia que en aquel momento enfrentaba la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Te pude interesar: ¿Crisis o renovación del sindicalismo? Un repaso por las teorías y opciones estratégicas

Conocidos como los disturbios de Stonewall, apuntó, esos eventos son recordados ahora como uno de los momentos más importantes en la lucha por los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero e intersexual (LGBTI).

La verdad, dijo, es que después de cinco décadas de esta protesta, muchas personas que pertenecen a esta comunidad siguen enfrentando niveles elevados de discriminación, violencia, acoso, persecución y estigma, incluso en el lugar de trabajo.

A pesar de algunas leyes y políticas progresistas, indicó, los trabajadores LGBTI con frecuencia se encuentran sin tutela jurídica a causa de sus costos prohibitivos, procedimientos interminables, o la falta de confianza en el sistema. De hecho, se les niega justicia y protección, subrayó la organización internacional

“Si realmente queremos un futuro del trabajo centrado en las personas, que no deje a nadie atrás, debemos incluir a los trabajadores LGBTI. Además, debemos garantizar que las políticas y las leyes no criminalicen a los trabajadores de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero e intersexual a causa de a quién aman o quiénes son”, dijo el organismo en un comunicado.

También puedes leer: Los docentes también resultan afectados por el acoso escolar: Ochoa

Hizo notar que el mandato de justicia social se enmarca dentro del trabajo decente que se impulsa a nivel mundial.

No obstante, aclaró, para la OIT el trabajo decente sólo puede existir en condiciones de libertad y dignidad. Esto significa abrazar la inclusión y la diversidad, donde se requiere a que la sociedad se levante y actúe en contra de todas las formas de estigma y discriminación.

Añadió  que se debe trabajar de manera conjunta y acelerar el ritmo, a fin de garantizar justicia y protección para todos, en particular para aquellas personas en nuestras sociedades que son más vulnerables a la discriminación.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Close