Investigaciones especiales

Decenas de desempleados gracias a la crisis de los medios

El modelo de negocio de los medios de comunicación no ha funcionado y desde el año pasado han recortado sus plantillas

Desde 2018, los medios de comunicación enfrentan una crisis económica que los ha llevado a liquidar a sus trabajadores en condiciones que rayan la ilegalidad: desde presionarlos para que firmen su renuncia hasta condicionar el pago de sus liquidaciones, pese a que son las empresas quienes están prescindiendo de los servicios de los periodistas.

RS recopiló los testimonios de distintos colegas que perdieron su empleo en los últimos meses y en los que narran las condiciones en las que salieron de sus empleos.

No hay liquidación, sólo ya no vengas el lunes: Televisión Educativa

Medio: Televisión Educativa

Redactora con 10 años de antigüedad

Tenía cerca de diez años en televisión educativa, en los últimos siete meses trabajaba como redactora. Después de estar haciendo cinco programas a la vez, se redujo la programación y ya sólo hacíamos uno de media hora y otro de entrevista. 

El último día de marzo, en la dirección de mi área me argumentaron que la reducción en las producciones implicaba la reducción en el personal y, esta vez, me tocaba ser parte de ello. Me dijeron lo mismo que dicen a todos, que me contemplarían para otros proyectos, pero sinceramente no lo creí.

Vi que a otros compañeros de las producciones desaparecidas o reducidas, sí los cambiaron de área, no los despidieron como a mí, no sé cuales hayan sido los criterios.

Estaba contratada por honorarios asimilados a salarios, es raro, hace años firmamos un contrato que no se renovó y bajo ese nos pagaban, incluso, salí algunos meses de la televisora y al regresar no firme nada nuevo, seguía con ese contrato.

No hubo liquidación, no teníamos ninguna prestación, ni seguro, ni aguinaldo, nada. Aunque teníamos derecho al ISSSTE, pero no nos lo daban, me fui con lo del mes porque ahí pagan por mes, nada más.

No consideré demandar porque son muchos trámites, mucho tiempo y si hubiera tenido ahorros para demandar o ver la manera de hacerlo, pero en mi caso particular, por el hecho de haberme salido del canal por un tiempo por mi voluntad para trabajar en otro lado y regresar, no me hubiera dado oportunidad de pelear por mucho. 

Sé que a todos a los que nos recortaron nos fue igual, salimos en las mismas condiciones. A unos se les dijo más temprano, a otros más tarde, pero sí, el último día del mes nos dijeron que al siguiente lunes ya no nos presentáramos. La salida fue muy relajada, nos permitieron sacar nuestras cosas ese día o regresar el fin de semana, no hubo trato indigno, al menos no más que el del despido y las condiciones de éste.

 

****** 

 Con engaños lo citan en RH para despedirlo

Medio: Efecto Tv, perteneciente a Grupo Capital Media 

Anónimo, periodista 5 años de antigüedad en el medio

El 13 de febrero nos llamaron y nos dijeron que hubo un error en el depósito de la nómina y nos pagarían con cheque, fue un engaño, nos despidieron, no tuvieron el valor de decirte para qué te querían. Así ocurrió con varios.

Desde noviembre pasado había rumores de recortes, en diciembre nos dijeron que teníamos asegurado nuestro empleo porque éramos la columna del proyecto. 

Llegué el 14 de febrero a la cita en Recursos Humanos, de ahí me trasladaron al área jurídica en donde estaba todo el equipo de abogados, contratados a través de una empresa terciaria.

Sé que tan sólo ese día nos corrieron a 40 personas, yo siento que fueron más porque era un desfiladero de gente de todas las áreas entre redactores, fotógrafos, camarógrafos, etc.

Ese día nos corrieron a siete reporteros, se quedaron en la empresa cinco reporteros y un conductor, hasta el director general se fue.

La liquidación que nos dieron fue decente pero no apegada a la ley ya que nos cotizaban ante el IMSS con un salario menor, por lo que recibíamos a la quincena dos depósitos, en una simulación total con los contratos y formas de pago. Si la liquidación fue mínima, a quienes lleguen a la liquidación va a ser ínfima, lo que representa una constante violación a los derechos laborales de la gente.

De los cinco años que trabajé ahí, nunca tuve seguridad social hasta enero del año pasado, lo que resta antigüedad para el cálculo de aguinaldo, que apenas me dieron el año pasado y ahora la liquidación.

Con lo que me dieron de liquidación me alcanzó para sobrevivir tres meses y medio, yo sé lo que son las demandas laborales en el país, son lentas, no avanzan, no pasa nada, los abogados se venden con los abogados de las empresas, con este tipo de cosas hay que pensar en lo práctico y de algo a nada, aceptar lo que te están dando, que no era malo, aunque no lo que correspondía al tiempo en que trabajé ahí.

**** 

Trabaja 18 años en la empresa, lo liquidan calculando sólo los últimos cuatro Televisa Deportes

Medio: Televisa Deportes

Anónimo, periodista 18 años de antigüedad en el medio

Nos llamaron el último día de marzo para darnos cita al día siguiente, ya abril, con el vicepresidente de Televisa Deportes; Juan Carlos Rodríguez y con Luis Cabeza, director de recursos Humanos.

Me explicaron que empezaría una fusión entre Televisa y Univisión en la que se iba a reestructurar el área, con nuevas personas que dirigirían y habían elegido a los colaboradores y no estaba contemplado. Lo mismo le dijeron al resto conforme fue pasando a su cita.

Yo no estuve de acuerdo con la cifra que me ofrecían, trabajé 18 años en la empresa y la liquidación sólo era por los cuatro últimos años, en los que trabajé por outsourcing con la empresa Intellectus Técnico S.C. con contratos anuales.

Con ellos, cada diciembre firmábamos una renuncia y una contratación para no generar antigüedad, por los cuatro años que trabajé a través de ellos me hacían la cuenta total de la liquidación, el cálculo era el correcto y estaba de acuerdo, el problema eran los 14 años anteriores en los que no tuve planta, firmaba contratos temporales, ese es el tema.

Hay forma de demostrar esos 14 años, tengo los recibos de honorarios desde que empecé a trabajar ahí en el 2001.

La empresa no está en quiebra, simplemente está eliminando gente y nuestro despido encuadra en lo “injustificado”.

Cada quien decidió emprender su defensa de manera individual, no hicimos un grupo para defendernos, yo esperaré a la reunión que tenemos con la Junta de Conciliación y Arbitraje, para decidir qué hacer; sin embargo, los que salimos tenemos contacto y nos hemos platicado la situación de cada uno y como la atenderemos.

 

****

  

Altos directivos le piden firmar finiquito

Medio: Grupo Imagen Multimedia (Periódico Excélsior, Imagen Televisión, Excélsior TV, Imagen Radio, etc)

 Anónimo, periodista con 15 años de antigüedad en el medio

La empresa estaba despidiendo gente de todas las áreas, justo me encontraba con mi novia y uno de sus compañeros analizando su situación pues les acababan de avisar que ya no estarían en la empresa, eran más de las seis de la tarde, creí que la había librado, ese día entregué a mi sección una nota exclusiva, todo parecía como un día normal, pero a las siete de la noche recibí la llamada, pidiendo que me presentara en Recursos Humanos.

Fueron amables en el trato y expusieron que se terminaba la relación laboral. En el mes de marzo hubiera cumplido en la empresa 15 años trabajando ahí, en la oficina me pidieron firmar por un cheque por aproximadamente 100 mil pesos como finiquito, yo ya me había asesorado legalmente y decidí no firmar.

No me amenazaron como lo hicieron con el resto de los despedidos, saben de mi conocimiento legal. No me quise ir por la puerta trasera, me fui a despedir de todos los que ahora son mis ex compañeros y jefes, a muchos les costó trabajo verme a la cara.

Junto con mi novia y algunos compañeros buscamos abogado, encontramos a Manuel Fuentes Muñiz, laboralista reconocido y llevó el caso. No llegamos a juicio, el caso se resolvió con un acuerdo después de muchas reuniones en las que el abogado negoció.

Durante el proceso, recibí la llamada del director del grupo empresarial, Ernesto Rivera,  pidiéndome que firmara el documento, lo mismo hizo el Director de Noticias y Contenidos, Ignacio Anaya, no me quise confrontar con ninguno de los dos pero les expuse que esperaba un trato diferente a mi salida, dado el apoyo que no sólo informativo sino en temas personales y en la relación con el gobierno, que ofrecí durante mi estancia. 

Sé que la empresa debía ajustar su nómina, tenían que ajustar gastos, pero la elección y las formas en que hicieron los despidos no fue la correcta. Creí tener buena relación con altos mandos y ninguno de ellos se acercó a prevenirme de lo que ocurriría, eso se hubiera agradecido.

Nadie es indispensable, pero con nuestra salida se tendrán que hacer ajustes en la cobertura que no serán inmediatos y el perjucio será para el medio.

 

 ****

 

“Liquidación-aguinaldo-finiquito”, modalidad de despido inventada por Grupo Imagen

Medio: Grupo Imagen Multimedia (Periódico Excélsior, Imagen Televisión, Excelsior TV, Imagen Radio, etc)

 Anónimo, periodista con 8 años de antigüedad 

En diciembre del año pasado, Grupo Imagen Multimedia decidió de manera unilateral prescindir de mis servicios.  Habría estado de acuerdo si todo los hubiera sido conforme a la ley, pero no fue así. 

Sin señales previas y como parte de mi agenda de trabajo del día, me citaron en las oficinas de Recursos Humanos donde el abogado de la empresa, quien no se quiso identificar, me dijo que habían decidido terminar mi relación laboral y que me exhortaba a firmar mi “finiquito-liquidación”, a lo que respondí que esa figura a nivel legal no existía y no iba a firmar, ya que era finiquito o liquidación, no ambas, y al tratarse de un despido debía ser forzosamente una liquidación por los años que trabajé ahí.

El abogado argumentó que debido a la mala situación financiera de la empresa (la cual desconozco ya que no hubo una muestra de los libros o alguna prueba que acreditara ese dicho), “sólo habían podido juntarme 70 mil pesos”, por ocho años que laboré ahí, lo cual no iba acorde ni al salario, ni al tiempo que trabajé en dicha compañía desempeñando mi labor periodística. 

El monto no era exclusivo por concepto de la liquidación, en dicho cheque estaba agregado el aguinaldo, que por ley tenían que depositarme independientemente y que hasta ese momento, no me han entregado, cabe destacar que la fecha del despido fue el 19 de diciembre de 2018, un día antes del límite establecido por la ley para realizar el pago del aguinaldo. 

Fue un abuso de parte de la empresa realizar el despido en esas fechas y de esa forma. Nos estuvieron amenazando por meses haciendo difícil la convivencia y el trabajo, esperaban que por la temporada uno aceptaría la cantidad que ofrecían por la necesidad y que tuviéramos de disponer del aguinaldo. 

Esa noche del despido me quitaron el celular que me habían asignado, sin oportunidad de borrar nada o copiar mis contactos, también la credencial y demás equipo que tenía de la empresa. 

Abandoné las instalaciones sin necesidad de ser custodiada por el equipo de seguridad de Imagen como ocurrió con otros compañeros a quienes no dejaron ni un segundo hasta que llegaron a la calle.

Como me negué a firmar su cheque, semanas después me buscaron para ofrecerme más dinero, lo que según la Directora de Desarrollo Organizacional, Mireya González, “era lo justo”, tampoco acepté y emprendí un proceso legal en su contra, la lucha contra Grupo Imagen ha iniciado.

****

Sale y regresa a Grupo Imagen

Medio: Grupo Imagen Multimedia (Periódico Excélsior, Imagen Televisión, Excélsior TV, Imagen Radio, etc)

Sergio Cortés, Editor Deportes 2 años 4 meses

Empezaron los recortes desde mediados de diciembre del año pasado, a mi me llamaron el día 21 para darme las gracias. Tuve suerte porque me liquidaron de manera correcta, estaba contratado con una plaza sindical, tenía prestaciones, caja de ahorro y los montos coincidían con lo que previamente me habían asesorado que correspondía, pero eso no ocurrió con compañeros que estaban contratados bajo otra modalidad.

Trabajé en el área de deportes para Imagen Televisión, desde antes de que saliera al aire el canal, trabajamos toda la imagen previa.

Vi que ya estaban los despidos traté de informarme qué era lo que me correspondía y supe que no había ninguna obstrucción o abuso en los términos de mi liquidación, lo que sí ocurrió, pero sé que es normal, fue que ese mismo día, ya casi con el canal vacío tuve que regresar el equipo con el que trabajaba como la cámara, las tarjetas y hasta que no lo entregue, no me dieron mi cheque de liquidación, pero todo pudo resolverse ese mismo día. 

Con el despido, salí en buenas condiciones del canal, quedé en buenos términos con mis jefes y con la esperanza de que se pudiera dar en algún momento mi regreso y así fue, al mes y medio me llamaron para volver al canal para trabajar en un nuevo proyecto.

En este tiempo no me quedé de brazos cruzados, estuve haciendo cosas con Televisión Azteca, en una empresa que le da servicio al Gobierno de la Ciudad de México, tratando de moverme y buscando una mejor oportunidad en lo económico, laboral y personal.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close