Quincena futbolera

12 consejos a Tata Martino, nuevo técnico nacional

1.- Ha arribado usted a un futbol en el que las televisoras mandan, especialmente una de ellas. Tendrá que tomar en cuenta esto para poder adaptar su proyecto futbolístico sin contravenir ni mucho menos contrariar los intereses económicos que en este aspecto se manejan. Cuidado, es un terreno difícil, tómelo en cuenta.

2.- En nuestro mundo futbolero se privilegia lo comercial a lo deportivo. Debe usted fijar una clara línea entre uno y otro de estos ámbitos, porque cuando choquen, será necesario que prive su criterio que con el objeto de conseguir los logros para los que fue usted contratado, debe estar ante todo el balompié. No acepte tanto juego amistoso en Estados Unidos que nada le va a dejar ni a usted, ni a su equipo. Váyanse a Europa.

3.- Llega a usted a un país futbolísticamente extranjerizado con elementos foráneos de regular a mala calidad, salvo contadas excepciones. Considere rápidamente si con los jovencitos que el “Tuca” Ferreti llevó a Argentina puede trabajar cuatro años para el Mundial de Qatar o si tiene que echar mano de los jugadores que están en Europa pero ya dieron lo que tenían que brindar sin grandes logros o bien, si acude a foráneos nacionalizados mexicanos que ya levantan con insistencia la mano, con la problemática que ello implique, pero decídalo ya, porque no tiene demasiado tiempo.

4.- La mayoría del medio periodístico lo va a apoyar inicialmente, pero conforme pasen los meses y los años, se convertirá en un blanco permanente y lo van a llenar de acres críticas. No crea que es el mejor técnico del mundo, ni el peor estratega de la historia como le van a hacer creer.

5.- La mayoría de los técnicos lo va a alabar, pero tenga usted presente que todos quieren su puesto. Visítelos, platique con ellos, intercambie conceptos y experiencias, pero no pierda de vista que son sus potenciales sucesores en cualquier momento, bajo cualquier circunstancia. Entonces, guante de seda y levante las antenas.

6.- Hay equipos que le van a prestar a sus jugadores, pero le van no a pedir, sino a exigir que sólo los alinee 45 minutos en los juegos amistosos. No lo permita. Si imponen esa condición, no los convoque y busque futbolistas que cumplan con el tiempo que usted requiera en la cancha. Usted es el técnico nacional, no los directivos.

7.- Necesita cambiar la mentalidad del futbolista mexicano que otra vez se ha desplomado. Cuando su paisano Cesar Luis Menotti llegó a la Selección en 1991, transformó la actitud de los jugadores y lograron interesantes resultados con él, su sucesor Miguel Mejía Barón y los que siguieron, pero desafortunadamente esto se ha perdido y estamos a punto de regresar a lo que el viejo periodista Manuel Seyde calificó como “Los ratones verdes”. Póngase a trabajar en ello.

8.- Una vez logrado lo anterior, quite usted lo aburguesado a sus jugadores. El Papa Juan Pablo II atravesaba el Continente, se bajaba del avión, cumplía el protocolo y luego daba misa de 2 horas. Los futbolistas de hoy no dan ni entrevistas porque llegan “agotados de cansancio”.

9.- El futbolista mexicano es fiestero. Trabaje con ellos en el sentido que viven de su cuerpo y si lo exponen a excesos de cualquier tipo, el rendimiento en la cancha será deficiente en perjuicio del equipo y consecuentemente de usted. La primera fiesta detectada, deje de invitarlos a la Selección. El deportista debe consagrarse en cuerpo y alma a su labor. Ya se retirará y a los 35 años aún se es joven para buscar otros placeres de la vida, si les apetecen.

10.- Hay jugadores mexicanos que están en Europa quienes se sienten fuera de este planeta. Deles su justa dimensión, ninguno de ellos es Messi, ni Cristiano, ni Mbappé. A la primera ocasión que se nieguen a asistir a una convocatoria suya, no vuelva a llamarlos jamás. Nadie en este mundo es indispensable, Ni Zlatan Ibrahimovic, el sueco que por su comportamiento, no fue llamado a su selección por el técnico Janne Andersson, imagínese usted.

11.- Hay veteranos que rompen el vestidor amparados en su jerarquía, hacen grupos y crean serias diferencias con los jugadores jóvenes. No lo permita. En un equipo todos deben ser iguales en el trato, en el esfuerzo, en la disciplina y en el rendimiento.

12.- Los cronistas se sienten técnicos. Creen que dominan las formaciones y sugieren cambios de estrategias en la cancha. Ignórelos, incluso a los que hayan sido jugadores y tomen el micrófono. No es lo mismo ver los toros desde la barrera y cuidado, porque ya se fue un técnico nacional por un cronista.

Por último, el cartel de usted es bueno. Dirigió a Paraguay con sobresaliente desempeño, Argentina con no muy buena suerte y a Barcelona lo cual no cualquiera lo hace.

Me restaría darle la bendición, pero no tengo las atribuciones para ello, así que le deseo la mejor de las suertes, porque si le va bien, le irá excelente al futbol mexicano.

Y ahora me dirijo al amigo lector: ¿Le parece que usted y yo nos leamos dentro de quince días?

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close