Del día

Dirigentes sindicales exigen eliminar el outsourcing

En la audiencia pública demandaron también el respeto a huelga y el voto directo en las elecciones

Ante la inminente reforma laboral, dirigentes y líderes sindicales exigieron que en la iniciativa del presidente de la República debe eliminarse el outsourcing, que es una forma de explotación a los trabajadores, en la que el único que gana es el empleador.

En ese sentido se pronunció Óscar Alzaga, abogado y representante del senador Napoleón Gómez Urrutia (Morena), quien recordó que la reforma laboral de 2012 –impulsada por el expresidente Felipe Calderón Hinojosa– se debe derogar, ya que fue regresiva, legalizó el outsourcing sin que este modelo favoreciera al trabajador, el cual, además, se ha convertido en un cáncer para el sindicalismo.

Reprochó que esa reforma también permitió que las empresas paguen como máximo un año de salarios caídos en los casos de despidos injustificados al final de un juicio que gane el trabajador, y que puede durar años.

“La nueva reforma laboral debe garantizar el respeto del derecho de huelga, de tal manera que no se puedan presentar demandas para destrozar huelgas cuando ya han sido declaradas existentes por las autoridades competentes”, argumentó Óscar Alzaga al participar en la segunda audiencia pública en San Lázaro para analizar los pros y contras de la iniciativa presidencial en materia laboral.

Agustín Rodríguez Fuentes, secretario general del STUNAM, enfatizó que la clave para tener una verdadera transformación en el mundo laboral es generar condiciones para que los trabajadores sean quienes elijan y dirijan las organizaciones sindicales y decidan o no realizar una huelga, a través del “voto universal” en una urna.

“Que sea el trabajador quien elija directamente a su representante en una votación universal, esa es la clave y en el 90 por ciento de las organizaciones sindicales no se da así, aunque la elección se haga por voto directo y secreto”, defendió.

Para Mario Delgado, líder de los diputados federales de Morena, esta reforma debe quedar aprobada en marzo, para avanzar en la Cuarta Transformación de México, en la que uno de los objetivos es la garantizar la justicia para los trabajadores.

A esa discusión también acudieron los líderes de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Confederación de Trabajadores de México (CTM), Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) y del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM).

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close