Del día

Conflicto con residentes deberá resolverse esta semana

El presidente se comprometió a pagar los sueldos que se adeudan; los médicos pusieron como fecha límite este viernes

Los médicos residentes de los hospitales que dependen de la Secretaría de Salud pararon labores para exigir que el gobierno pague un bono sexenal, las quincenas y las becas que les adeudan desde hace meses.

Ante esta situación, que ya comienza a afectar a los usuarios de los servicios de salud, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a pagar los salarios pendientes a los médicos residentes del Hospital General y se regularizará su situación laboral.

“Si se les debe hay que pagarles”, dijo el mandatario federal durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, además de que se hará la federalización de todo el sistema de salud, lo que va a significar que se regularice la situación de médicos y enfermeras que trabajan por honorarios o de manera eventual.

“Les he dicho que lo vamos a hacer de manera ordenada, poco a poco, porque son 80 mil trabajadores del sector salud que están trabajando como eventuales, sin basificación. No lo podemos hacer de la noche a la mañana”, comentó López Obrador sobre el tema.

Hace dos semanas, los jóvenes decidieron ya no laborar en las 10 instituciones de salud que dependen del gobierno federal, hasta que el gobierno federal les diera una respuesta a sus demandas, ya que no es la primera vez que las autoridades se retrasan en sus pagos.

“Es una situación habitual que sucede desde hace dos años, en una ocasión tardaron hasta dos meses en depositarnos, en esta ocasión, la Secretaría de Salud no nos ha atendido personalmente ni nos ha dado una respuesta sobre el retraso”, dice Ericka Orozco Saul, residente del Instituto Nacional de Psiquiatría Juan Ramón de la Fuente.

Si bien los residente son tomaron las instalaciones o impidieron el acceso, sí hubo afectaciones en la atención a los pacientes. En el caso del Instituto Nacional de Psiquiatría, los médicos residentes reciben a los pacientes programados, dan servicios en zona de hospitalización y también laboran en el área de atención psiquiátrica continua.

“Nosotros estamos concentrados en el auditorio del Instituto y dejamos de hacer actividades asistenciales (…) esto afecta indirectamente a los pacientes porque los médicos no son suficientes para la demanda que hay, ellos están priorizando los casos que requieren atención inmediata y algunos otros pacientes han sido reagendados”, comenta Ericka.

Datos de la dependencia señalan que hay alrededor de 400 residentes en estas condiciones, por lo que los paros irían en aumento si el gobierno no atendía sus demandas.

La advertencia se cumplió. Después de dos semanas de paros, los estudiantes no recibieron respuestas contundentes del gobierno o de la Secretaría de Salud, por lo que pararon actividades en otros hospitales de la Salud.

Y ante la falta de respuestas, el martes 8 de abril marcharon al Zócalo de la Ciudad de México para exigir sus pagos.

Benito Hernández, jefe de residentes del Servicio de Urgencias,  explicó que se trata de una marcha para protestar contra el estado actual laboral de médicos residentes, quienes exigen respeto. Precisó que desde febrero se dejó de cubrir el salario a 916 médicos residentes sin justificación alguna, además de la suspensión del pago de un bono que se les otorga anualmente.

Con relación al bono, la Secretaría de Salud informó que está en pláticas con la Secretaría de Hacienda para que no les descuenten este recurso extra, aunque aclara que “por equivocación se les dio en diciembre” pues es un bono que solo se otorga para personal de base, “pero por un error en la base de datos”, lo recibieron también los residentes.

Ante las movilizaciones, los médicos fueron recibidos por autoridades de la Secretaría de Salud, quienes se comprometieron a pagar las quincenas atrasadas, además de revisar  las becas y bonos.

Incluso, la Secretaría de Salud publicó un tuit en el que afirmó que el conflicto con los residentes del sistema de salud se solucionaría lo más pronto posible.

Sin embargo, los médicos fijaron como fecha límite el próximo viernes 12 de abril a las 18:00 horas para que les sea reembolsado el bono sexenal que les fue descontado, así como el pago de las quincenas pendientes y de becas.

Los manifestantes informaron que, tras la reunión que tuvieron el pasado martes con autoridades de la Secretaría de Salud, se acordó la integración de la Asamblea Nacional de Médicos Residentes, que estará conformada por doctores en formación provenientes de institutos nacionales, hospitales de alta especialidad y generales de referencia.

Los médicos destacaron también la necesidad de impulsar una iniciativa de ley que los dote de una figura jurídica que les permita tener funciones, derechos, percepciones económicas y obligaciones acordes con la fuerza laboral que representan.

Los doctores que están en paro trabajan en los institutos nacionales de Cancerología, de Enfermedades Respiratorias, de Neurología y Neurocirugía, de Salud Pública, de Pediatría, de Psiquiatría,  de Perinatología, de Rehabilitación, y la Dirección General de Epidemiología.

También los hospitales General de México, Infantil de México “Federico Gómez”,  Juárez de México,  General “Manuel Gea González”, Psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez”, Psiquiátrico Infantil “Juan N. Navarro”, de Alta Especialidad del Bajío,  Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, Regional de Alta Especialidad de Oaxaca, Regional de Alta Especialidad de Yucatán y de la Mujer.

A pesar del ultimátum que dieron a las autoridades, los médicos confían en que la administración de Andrés Manuel López Obrador cumpla lo que el presidente prometió este jueves en su conferencia de prensa y se resuelva el problema.

Con información de Animal Político y Notimex

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close