Del día

Estudiantes de la UAM temen represalias de un sindicato “agresivo”

Presentan amparo para que se ordene reanudación de clases

Estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) alertaron sobre su vulnerabilidad ante el conflicto laboral y temor ante un Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) “agresivo” que pudiera tomar represalias en su contra.

En entrevista con Notimex, Leasly Campa Raymundo, quien estudia el doctorado en Ciencias Matemáticas, dio a conocer que esa fragilidad de los estudiantes radica en que carecen de autoridad legal en el conflicto que cumple 82 días de huelga, la más larga en la historia de la institución.

Por ello, su única opción fue recurrir a un amparo contra las autoridades de la escuela y del sindicato que presentaron este martes ante el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, con sede en la Ciudad de México.

La finalidad del amparo, bajo la figura jurídica de la “suspensión del acto reclamado”; medida cautelar que permitiría continuar las negociaciones entre ambas partes, pero que de manera paralela llevar a cabo las clases y todas las actividades académicas y administrativas.

Respecto al número de estudiantes que firmaron el amparo, Campa señaló que si bien firmaron 211, contra los casi seis mil afectados, explicó que entre las causas figuran que un número importante son foráneos, otros decidieron buscar un empleo ante la falta de clases, otros más por apatía y finalmente por temor al sindicato.

“Hemos recibido insultos y muchas burlas por parte del sindicato. No estamos en su contra, pero ellos así lo interpretan. Hemos recibido muchas ofensas.

“La comunidad universitaria no quiere recibir represalias por parte del sindicato, que se burlen, que ofendan, o que al regreso a clases nos hagan una grosería”, expuso la representante estudiantil.

Cuestionada a cómo o porqué integrantes del sindicato podrían actuar en contra de los estudiantes, Leasly campa afirmó que “somos vulnerables porque no representamos a ninguna autoridad.

“El sindicato es muy agresivo. No estamos en contra de ellos; pugnamos porque sus negociaciones continúen y ojalá les den el aumento adecuado, pero es triste que aún así nos ataquen, agredan y difamen como ha sucedido hacia mi persona”, acusó.

Reiteró que como estudiante, solo buscan seguir su formación profesional al regresar a clases y por ese hecho “el sindicato se burla y nos ofende”.

“El amparo es la manera legal que tenemos para ser escuchados. Los estudiantes estamos conscientes del derecho a huelga que tienen los trabajadores y a exigir las condiciones de trabajo que consideren necesarias, pero nos afectan profundamente a nosotros”, expuso.

Subrayó que el amparo es respetuoso a su derecho a manifestarse y a sus exigencias, “pero pedimos también respecto a nuestro derecho a la educación”, puntualizó Campa Raymundo.

La representante estudiantil expuso que actualmente los casi seis mil estudiantes de la UAM afectados por la huelga viven en un total periodo de incertidumbre y de “total frustración” ante una huelga que parece no tener fin.

“Incluso ya hay bromas entre nosotros como estudiantes al decir: pues si algún día acaba la huelga.. Eso es triste y preocupante porque nos están quitando tiempo y oportunidades profesionales y laborales; así como el derecho humano a estudiar”, expuso.

Leasly Campa agregó que prevalece el coraje entre los estudiantes, porque en un conflicto de dos partes, donde los estudiantes no tienen ni voz, ni voto, justo son ellos los más perjudicados.

“Cuando termine la huelga, ambas partes va a continuar con un trabajo seguro. Va a a ganar con su aumento que les den, pero a nosotros nos hicieron perder tiempo, becas en el extranjero, oportunidades de trabajo y profesionales”, lamentó.

Recordó que el 4 de abril pasado, los estudiantes entregaron una carta en Palacio Nacional dirigida al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; misma que fue recibida por su personal, “pero no ha pasado nada”.

“Nos atendieron bien. Recogieron nuestra queja y que la entregarían a López Obrador. Pero no pasó de eso. El argumento es que la universidad es autónoma y que debe de respetar ese hecho y no pueden involucrarse”, puntualizó.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close