Investigaciones especiales

Contrabando: mortal para la economía

Ese tráfico impacta destructivamente en la producción, transporte o comercio legal de productos nacionales.

Contrariamente, fortalece la importación, venta y consumo de artículos prohibidos por las leyes.

La introducción de esas mercancías es posible, básicamente, al evadir el pago de los impuestos correspondientes al Fisco, porque son introducidas de forma fraudulenta.

Es tarea de la Aduanas, dependientes de la Secretaría de Hacienda, registrar, admi­nistrar y regular el tráfico internacional de mercancías y productos que ingresan o egre­san del país.

Corresponde, además, a esas dependencias determinar el cobro o tarifa que deberá garanti­zarse para permitir que ingresen al país sin ser retenidos por la seguridad de la aduana.

Las aduanas son oficinas públicas o fis­cales que se encuentran bajo las órdenes del Estado o gobierno, establecidas en costas y fronteras.

Cualquier aduana del país ya sea terrestre, aérea o marítima establece el cobro o gravamen a la importación de los productos.

En México Para lograr llevar a cabo lo esas disposiciones, existen un total de 49 aduanas, 64 salas internacionales de pasajeros y 276 puntos de revisión a lo largo de todo el país.

En el caso de las aduanas, las 49 se en­cuentran divididas de forma oficial en 4 dife­rentes áreas:

19 en la frontera norte

2 en la frontera sur

11 interiores

17 marítimas

En la frontera norte: Agua Prieta, Ciudad Acuña, Ciudad Camargo, Ciudad Juárez, Ciu­dad Miguel Alemán, Colombia, Matamoros, Mexicali, Naco, Nogales, Nuevo Laredo, Ojina­ga, Piedras Negras, Puerto Palomas, San Luis Rio Colorado, Sonoyta, Tecate y Tijuana.

En la frontera sur: Ciudad Hidalgo y Subte­niente López.

Aduanas interiores: Aeropuerto Interna­cional de la Ciudad de México, Aguascalientes, Chihuahua, Guadalajara, Guanajuato, México, Monterrey, Puebla, Querétaro, Toluca y Torreón.

Aduanas marítimas: Acapulco, Altamira, Cancún, Ciudad del Carmen, Coatzacoalcos, Dos Bocas, Ensenada, Guaymas, La Paz, Lázaro Cár­denas, Manzanillo, Mazatlán, Progreso, Salina Cruz, Tampico, Tuxpan y Veracruz.

FRUDE A LA VISTA

Las autoridades del ramo, refieren el contrabando abierto como el ingreso (o salida) de mercancías al territorio aduanero nacional sin ser presen­tadas o declaradas ante la autoridad aduanera por lugares habilitados (puertos y aeropuertos) y lugares no habilitados, (Playas, trochas, pasos de frontera, aeropuertos, puertos, depósitos).

Especifican que su objetivo, es eludir el pago de los tributos aduaneros como arancel, IVA u otros derechos.

También especifican que el contrabando técnico consiste en el ingreso de mercancías (o salida) al territorio aduanero nacional con presentación y declaración, pero que por una serie de maniobras fraudulentas se altera la información que se le presenta a la autoridad aduanera, con el fin de: subfacturar, sobre­facturar, evadir el cumplimiento de requisitos legales, cambiar la posición arancelaria u ob­tener otros beneficios aduaneros o tributarios (triangulación con certificados de origen).

Para este propósito se acude a la presenta­ción de documentos falsos o a la ausencia de autorizaciones o documentos requeridos para los trámites aduaneros.

El objetivo del contrabando técnico es pagar menos tributos o aranceles aduaneros con res­pecto a la mayor cantidad de mercancías real­mente ingresadas al territorio.

En el caso concreto de México, las aduanas se encargan de mantener la vigilancia a lo largo de 3,152 kilómetros en la frontera norte, 1,149 kilómetros en la frontera sur y 11,122 kilómetros de litorales.

GOLPE LETAL

Es del dominio público que uno de los ramos más golpeados por el tráfico, es el sector indus­trial.

Por las aduanas del país, las principales mercancías que han ingresado de contrabando: ropa nueva, ropa usada, telas, gorras, bolsas de mano, hilos, entre otros.

A ello debemos agregar precursores para la elaboración de anfetaminas, armas, artículos de relojería, joyería, calzado, tabaco, artículos eléctricos, electrodomésticos y un sinfín de productos.

Debe subrayarse que la clase trabajadora mexicana es víctima de esas nocivas actividades, al cerrarse empresas o reducir mano de obra.

Está claro que los puestos fronterizos y puertos de entrada son de vital importancia para que el crimen organizado importe y exporte bienes de contrabando y otras mercancías ilíci­tas, La mayor de las veces con el contubernio y la complicidad de los funcionarios.

Para la integración de este trabajo periodísti­co, fue básica la información que presentan Eli­zabeth López Medina y Samuel Dzipak Martínez Morales en la tesis: EL CONTRABANDO ADUA­NAL Y SU EFECTO NEGATIVO EN EL SECTOR TEXTIL MEXICANO DURANTE EL PERIODO 2006-2012.

Las siguientes referencias forman parte de los extractos del contenido de esa información presentada por los ahora economistas titulados.

“El presente trabajo es una investigación realizada sobre los efectos que ha tenido el contrabando dentro del sector textil mexicano. El periodo de estudio comprende los años de 2006 a 2012 debido a que durante esta etapa, el Gobierno implementó un plan de medidas para combatir la corrupción dentro de las aduanas y así mismo beneficiar a los productores naciona­les de textiles”.

“Se utilizaron diversos métodos dentro de los que se encuentran: el descriptivo donde se menciona como entran las mercancías de contrabando al país; método documental que muestra cómo ha ido creciendo el contrabando en el país a lo largo del tiempo, además de co­nocer cuáles han sido las medidas implemen­tadas, las inversiones en aduanas, los apoyos a productores, cuales son estados productores y la balanza comercial entre México, China y Esta­dos Unidos”.

“Finalmente se realizó un análisis de los puntos anteriores para determinar los efectos del contrabando, donde China ha sido el prin­cipal país en ingresar mercancías textiles de manera ilegal mediante la triangulación con Estados Unidos debido al importante comercio existente entre las tres naciones, posteriormente el ingreso de dichos productos al país como lo son ropa, ropa usada, peluches, bolsos, gorras, hilos y textiles, provocó que un sector la po­blación haya migrado a los sectores informales en donde se distribuyen los diferentes artículos textiles de contrabando”.

“Sin embargo, por otro lado dichas medidas han orillado a los productores, a utilizar nuevas formas de contrabando, las cuales implican el uso de métodos legales de comercio”.

Con base en lo anterior, de las industrias mexicanas, la manufacturera es la más afectada, y dentro de ésta la textil; cuyo comercio ilícito merma significativamente la competencia de productores, pequeñas y medianas empresas, las cuales desisten, debido a su baja competen­cia, en la comercialización y producción de las mercancías, mostrando a su vez un daño a la economía mexicana.

La investigación se centra en el estudio del comercio ilícito de materias textiles en México llevado a cabo tanto por las empresas trasna­cionales como internacionales. Donde, dicho comercio afecta de manera directa a los produc­tores nacionales de textiles, logrando que gran parte de la población haya migrado al comercio ilegal de dichas mercancías, lo cual se busca exponer en cifras y análisis de tablas, teniendo como principales proveedores de datos, las prin­cipales aduanas del país.

A partir de la liberalización comercial de México con el resto del mundo, algunos países de entre los cuales destaca China en la industria textil, han tomado medidas evasivas de impues­tos y aranceles, utilizando el contrabando adua­nero que se ha fomentado en los últimos años por las grandes empresas instaladas en México, de tal suerte que los productores mexicanos se ven afectados al no poder competir contra estos productos, que de no ser necesariamente de mejor calidad, si son de un precio más accesible para la población.

El contrabando aduanero, asociado con la falta de apoyos, son las principales causas de que la industria textil mexicana no tenga el desa­rrollo y crecimiento que genere un significativo progreso económico para ésta.

OTRO CÁNCER

El flagelo de la piratería, es otro cáncer que vulnera la economía nacional en diversas áreas. Actividad ilícita que se desarrolla impunemente con descaro y complacencia de las autoridades.

La práctica no tiene muchas complicacio­nes. Está a la vista ante todo mundo, en merca­dos, vía pública y por internet.

La piratería afecta sensiblemente a las finan­zas públicas, debido a que la Secretaría de Ha­cienda y Crédito Público (SHCP) deja de percibir ingresos por la disminución en las ventas de productos legítimos.

La mercancía ilegal es ingresada al país caja en contenedores de barcos y furgones de ferro­carril, que cruzan las fronteras y llegan a los puertos mexicanos de México, con la conniven­cia de autoridades aduanales de todo el país.

Para nadie a es un secreto que la introduc­ción de contrabando en la República Mexicana se realiza por las aduanas que tienen mayor flujo y movimiento de mercancías, las cuales pueden ser de tipo aéreo, terrestre o marítimo.

Principalmente las de la Ciudad de México, Nuevo Laredo y Manzanillo son las aduanas donde fluye el mayor número de productos y bienes apócrifos, piratas e ilegales.

En esas tareas ilegales no está exento el crimen organizado. A manera de ejemplo puede referirse que el Cartel de Sinaloa y el Cartel de Juárez tradicionalmente se han disputado el control de Ciudad Juárez; Los Zetas y el Cartel del Golfo el de Nuevo Laredo y sus puestos fronterizos; el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y los Caballeros Templarios los puertos de Lázaro Cárdenas y Manzanillo; y el CJNG controla el Aeropuerto Internacional de la Ciu­dad de México (AICM).

Públicamente se ha reconocido que agentes aduanales de todo el país se convirtieron en em­pleados del crimen organizado.

El AICM, por ejemplo, ha sido ampliamente utilizado por el crimen organizado para traficar drogas. Incluso con redes de tráfico de drogas dirigida por policías corruptos.

El tráfico de cigarros pirata provenientes de Asia y Sudamérica es un azote más que daña a la economía nacional.

A manera de ejemplo puede citarse que la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) en el año 2011 se decomisa­ron 31 millones de cigarros y en 2012 la cifra fue 116 millones.

Por cierto debe informarse que las misiones de una aduana pueden englobarse en tres prin­cipales rubros:

Seguridad

Luchar contra el contrabando (de drogas, armas, patrimonio histórico, u otros), así como evitar el fraude en las aduanas

Fiscales

Vigilar la correcta aplicación y cumplimien­to de los derechos de importación y exportación (aranceles)

Salud pública

Mantener de manera controlada principal­mente el ingreso de animales y alimentos que podrían representar un peligro para la salud de las personas.

En todo este negro panorama no puede, ni debe, soslayarse que la clase trabajadora mexica­na es una víctima directa y colateral. Tanto por el cierre y disminución de mano de obra, como por los efectos de una lastimada economía que es avasallada por el tráfico y el contrabando que atropella la legalidad.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close