Sexo sin concesiones

Las diez clases de orgasmos que puede experimentar una mujer

Existe un gran variedad de opciones para llegar al clímax del placer sexual

El orgasmo, sensación que no se compara con nada en el mundo, quien lo ha experimentado estará de acuerdo que no existe placer mayúsculo al que experimenta el cuerpo cuando se llega al clímax y el cuerpo puede alcanzar su límite mayor de satisfacción.

Hoy nos ocuparemos de hablar del orgasmo femenino, de cómo se logra y de la gran variedad que existe de ellos en las formas femeninas. Como lo leíste, existe más de un tipo de orgasmo en la mujer y te explicaremos como lograr experimentarlos para que conozcas las capacidades de tu cuerpo.

La naturaleza humana fue bondadosa con las mujeres y por ello les permitió extender su sexualidad con diferentes tipos de placer que los que se pueden alcanzar con la estimulación vaginal o del clítoris. Hoy hablaremos de otros cinco tipos diferentes de orgasmos que puede sentir una mujer.

Me centraré en cinco, pero hay quienes opinan que la compañera de Adán es capaz de sentir hasta diez tipos de orgasmos. No hay duda que la mujer es una artefacto maravilloso que siempre tiene posibilidades de reinventarse y ser el centro del universo.

Como dato curioso acerca de los orgasmos les comentaré que existe un record de orgasmos en el mundo. Según un estudio norteamericano, una mujer fue capaz de conseguir 134 orgasmos en una hora y que, por el contrario,  los hombres pueden alcanzar 16 orgasmos en el mismo lapso de tiempo.

También debo destacar que aunque existe una gran variedad de orgasmos femeninos también se cuenta con la particularidad de que hay mujeres que nunca han experimentado este placer mayúsculo. Las sociedades machistas colocan a las mujeres como artefacto reproductor, donde se les impide tener algún placer sexual ya que se cree erróneamente que si se siente placer es pecaminoso.

Entre las razones que se cuentan para no alcanzar el orgasmo se encuentran: la falta de suficiente tiempo en la relación sexual, el estrés, la imposibilidad del compañero sexual de explorar y manipular el cuerpo de su mujer, múltiples distracciones mentales, el pudor, las ideas religiosas y la falta de auto exploración.

Disfrutar del orgasmo no es nada complicado, lo único que se requiere es saber que tocar y cuándo tocarlo y la práctica sin duda ayuda muchísimo a resolver este dilema. La variedad en el sexo es lo recomendable para explorar las diferentes variantes de orgasmos, recuerda que caer en una rutina sexual te puede llevar a disfrutar de un orgasmos seguro, aunque no pierdas de vista que hacer siempre lo mismo durante el sexo te puede llevar a la insatisfacción por coito rutinario.

Orgasmo de senos y pezones

Existen una gran variedad de terminaciones nerviosas en nuestro cuerpo, el pezón es una de ellas y su correcta estimulación activa en el cerebro el área conocida como corteza sensorial genital. Lamer, chupar, acariciar, masajear, besar y demás caricias provocan que esta área del cerebro que también reacciona a la estimulación vaginal y del clítoris reaccione y provoque reacciones placenteras orgásmicas.

Orgasmo punto U

Tal vez te parezca extraño pero el punto por donde sale la orina, es decir, la uretra te puede llevar a experimentar buenos orgasmos. La razón por la cual esta área puede llevarte al placer es que está rodeada prácticamente por el clítoris, quien por cierto tienen más de ocho mil terminaciones nerviosas.

Si se estimula la uretra que está de 7 a 12 centímetros de profundidad en su cavidad, el tejido eréctil que rodea la abertura por donde sale la orina se llena de sangre y se produce el líquido de eyaculación femenina logrando con esto que la mujer alcance el orgasmo.

Orgasmo anal

La estimulación adecuada del nervio pélvico a través del recto puede llevarte a alcanzar placeres extremos. Según estudios de la sexóloga Betty Dodson, estimular esta área puede llevarte a experimentar orgasmos explosivos, incluso más que los orgasmos vaginales. Se recomienda que para explorar esta opción te tomes el tiempo necesario para realizar la experiencia sin dolor, ir de a poco a poco. El uso de suficiente lubricante es lo óptimo para sentir esta clase de orgasmos.

Orgasmo cervical

Para lograr este orgasmo es necesario la estimulación del cuello uterino que comunica la vagina y el útero. El área a estimular mide aproximadamente tres centímetros y se encuentra localizada en la parte final de la vagina. A esto se le conoce también como penetración profunda o orgasmo profundo y para alcanzarlo debes optar por posiciones sexuales que te permitan alcanzar una penetración máxima, pero recomiendo tengas cuidado porque si pones fuerza de más podrías lastimar el área y provocar hasta un sangrado significativo.

Orgasmos de mentales

 En anterior ocasión abordé el orgasmo mental y ahora es momento de retomarlo. Está comprobado que las mujeres pueden llegar a este tipo de placer sin la necesidad de la estimulación física más fácilmente que los hombres y es sin duda una forma de obtener placer sin arriesgar la integridad física y hasta los sentimientos. Para conseguirlo debes concentrarte, relajar el cuerpo y pensar en una fantasía sexual que te vuele los sesos, déjate llevar hasta el jardín del placer.

Estimularte adecuadamente no solo es responsabilidad del compañero de cama, es indispensable que estés dispuesta a disfrutar del placer en sus diferentes intensidades. No te limites a la rutina, busca experimentar nuevas partes de tu cuerpo y así descubrirás que tu cuerpo es mucho más que piel, es todo un mundo de sensaciones por descubrir.

No te limites a la hora de conseguir placer, no te conformes con los orgasmos de rutina, aventúrate y estalla de placer con estas cinco maneras diferentes de llegar al clímax sexual.

Etiquetas
Ver más

Notas Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close